FÚTBOL FEMENINO

A la novena fue la vencida: el Atlético hizo mortal al Barça

Las rojiblancas vuelven a ganar un Clásico ocho partidos después, con cuatro victorias azulgranas y cuatro empates. El Barça llevaba sin perder desde agosto.

Silvia Meseguer y Caldentey durante el Clásico femenino de la Supercopa.
CARLOS BARBA DIARIO AS

El Atlético volvió a sonreír anoche en un Clásico. El cuadro rojiblanco se impuso al Barça nueve partidos después de su última victoria ante las azulgranas. Y lo hizo a lo grande, con pase directo a la final de la Supercopa de España femenina, donde el sábado se enfrentará al Levante (20:45h, Teledeporte) en el Juegos del Mediterráneo en Almería.

Atrás quedan ocho Clásicos que se saldaron con cuatro victorias azulgranas y cuatro empates, encontrando algunos resultados dolorosos para las rojiblancas como el 0-1 en cuartos de la Champions o el 6-1 de la pasada temporada en Liga. En este último partido, con la goleada culé más abultada ante el Atleti, también estaba al frente Sánchez Vera, que regresó a los mandos del equipo madrileño sacándose una gran espina.

El entrenador rojiblanco supo darle donde más dolía al Barça y acabó con la condición de invictas de las azulgranas en esta temporada. Y es que el conjunto catalán había tenido una dinámica de resultados inmaculada en estos primeros meses de Liga y Champions, con catorce victorias consecutivas, siendo un 3-0 ante el Atlético su distancia mínima con un rival en este tramo.

El Atlético no sólo hizo mortal al Barça , sino que anuló su gran pegada y capacidad ofensiva. Con el muro Lindhal bajo palos y un equipo que lo dejó todo en el aspecto defensivo, las rojiblancas encontraron la forma de frenar a jugadoras como Graham Hansen, Jenni Hermoso u Oshoala. El juego fue del Barça, pero la resistencia fue rojiblanca, incluso esquivando los dos penaltis que la árbitra no vio en su contra.

Cortés: "Se te queda una cara de tonto"

Los números dejaron un dominio aplastante de las catalanas, cuyo entrenador mostró su descontento en rueda de prensa ("Se te queda una cara de tonto"). Y es que su equipo tuvo un 65% de posesión, dieciséis córners a su favor frente a sólo uno del Atleti y catorce tiros a puerta, que se reducían a sólo dos para las rojiblancas en todo el partido. Pese a ello, el equipo madrileño logró ganar con gran lucha el partido, en una tanda de penaltis que dejó anécdotas de todo tipo.

Desde seis tiros con sólo un acierto entre los tres palos (el gol de Deyna), hasta dos paradas de las porteras (Van Dongen y Melanie) y tres disparos a la madera (Ludmila, Jenni Hermoso y Caldentey). Todas ellas jugadoras con gran puntería ya demostrada en otras ocasiones. 

Cabe recordar también que en el Barça, equipo más goleadora con diferencia de la Primera Iberdrola (62 goles frente a los 28 que lleva el Atleti en Liga), sólo Torrejón acertó en esta tanda de penaltis, sumándose el triunfo para las madrileñas gracias a los goles de Laurent y la defensa Guagni. Tal y como dijo Sánchez Vera en rueda de prensa: "El Barça ha jugado el partido que yo quería jugar" .