REAL MADRID

Camavinga a pesar de Modric

El Madrid considera independiente la operación de Camavinga a la renovación del croata. El medio francés tiene sitio en la plantilla.

La renovación pactada de Modric, que terminaba contrato con el Real Madrid este verano con 35 años de edad, no afecta a los planes que la entidad blanca tiene con Camavinga. Desde el club se consideran operaciones separadas, ya que Camavinga, a sus 18 años, representa el fútbol del futuro, un estilo de juego más vertical y físico, mientras que el croata es el presente, por la jerarquía y el estatus que tiene en la plantilla, en la que es líder indiscutible en el vestuario junto a jugadores como Ramos. Es más, razonan desde los despachos, si finalmente hay posibilidad de traer a Camavinga, sería ideal que siguiera haciéndose como futbolista compartiendo una o dos temporadas con hombres que han ganado tanto como Modric.

En ese plan de futuro a corto plazo que tiene el Real Madrid de renovación del centro del campo hay jugadores jóvenes que tienen que dar un paso adelante como Odegaard (22 años) o Valverde (también 22) en los que se confía mucho. Casemiro, a sus 28 años, debe servir como nexo de unión entre esas dos generaciones, los veteranos que tanto han ganado (Kroos y Modric) y los jóvenes que deben sostener el proyecto (Odegaard, Valverde… y, si es posible, Camavinga). En esos planes a corto plazo también se contempla la salida de Isco, que debe servir para financiar otras operaciones.

La crisis derivada por el coronavirus ha trastocado los planes de la entidad, que tiene previsto un descenso en los ingresos del 25% en dos años (617 millones esta campaña). Todo está condicionado a la evolución de la pandemia, pero en la hoja de ruta inicial había dos grandes nombres para el verano de 2021, el de Mbappé y el de Camavinga. Y en eso centrará la entidad sus esfuerzos. El fichaje de Mbappé es estratégico y entra en la policía de Florentino de traer grandes estrellas que aseguren un retorno económico en contratos de publicidad. Camavinga es una apuesta personal de Zidane, una vez que el técnico desechó la idea de que le trajeran a Pogba (fichaje que, por cierto, vuelve a ser factible porque su precio no diferirá mucho al de Camavinga, y tiene sólo el del United 27 años).

En cuando a la Operación Camavinga se refiere, el cambio de representante que ha tenido hace sólo unas fechas es determinante para que su salida se desencadene este mismo verano. Para Camavinga, renovar con el Rennes, con el que tiene contrato hasta 2022, ya no es una opción. Su bajada de rendimiento en los últimos meses (demasiada presión para un chico de 18 años) ha provocado que incluso la familia Pinault, propietaria del Rennes, convenga que lo mejor es darle salida. Y se calcula un pecio que irá desde los 50 a los 80 millones de euros.

El estado de la Operación Camavinga

Sólo falta saber cuál será la situación financiera del Real Madrid, que sigue teniendo una buena capacidad de financiación en los mercados por lo saneado de sus cuentas en los últimos años. También de las necesidades del equipo. Pero si el Real Madrid decidiera fichar a Camavinga está claramente en la pole para hacerlo. Por un lado Jonathan Barnett, su nuevo representante, como ya develó este periódico, tiene la certeza de que el Real Madrid es el mejor sitio en el que Camavinga puede estar. Por su futuro futbolístico y por notoriedad publicitaria. Más allá de la experiencia de Bale (otro de sus representados) en la entidad blanca, Barnett tiene una excelente relación con Florentino Pérez y José Ángel Sánchez.

Por otro lado, fuentes conocedoras de la situación con respecto a Camavinga aseguran a este periódico que, llegado el momento, la buena relación entre François-Enrique y Zidane sería suficiente para ver al joven internacional en el Madrid. Ambos se conocen de las altas esferas de la sociedad francesa desde hace más de una década. Se les ha podido fotografiar juntos en múltiples actos públicos, especialmente relacionados con la Fundación de la lucha contra el ELA que ambos han impulsado con mucha fuerza. En 2009, por ejemplo, lanzaron juntos una campaña, Gift for Chance, en favor de los niños afectados. Todo está pendiente, simplemente, de que la operación se desencadene, con la perspectiva de que hay otros grandes, como PSG o Manchester United, muy interesados en su fichaje.