DEPORTIVO

Rotaciones y sistema, primeros dilemas de Vázquez para 2021

El Deportivo, con lesionados, dos positivos, un sancionado y tocados en la plantilla, tendrá dos partidos en cuatro días: Alavés (Copa) y Zamora (liga).

Fernando Vázquez, dando instrucciones en el entrenamiento del Deportivo.
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

El Deportivo despidió 2020 con un entrenamiento matutino en Abegondo y las miras puestas en el regreso a la competición la próxima semana. La parte positiva fue comprobar como Keko y Bóveda han aparcado definitivamente sus molestias y se ejercitaron con el grupo con normalidad. También parece que estarán aptos para la Copa Beauvue y Héctor Hernández, pero la decisión de si juegan con alguna molestia o no recaerá en un Fernando Vázquez que ya sabe que tendrá varias bajas para recibir al Alavés. Para ese encuentro no estarán Adri Castro y Gandoy, que dieron positivo en la vuelta al trabajo. Tampoco podrá jugar Granero, que deberá cumplir sanción tras su expulsión ante El Ejido. Borja Galán y Miku todavía están lesionados y el regreso de Derik se antoja precipitado ya que ayer miércoles abandonó de nuevo la sesión al sentir molestias.

Así, el técnico blanquiazul cuenta con seis bajas casi seguras, dos jugadores entre algodones y un Uche que todavía no se ha reincorporado al trabajo al disfrutar de un permiso especial. Con este panorama, Vázquez tendrá que decir si rota de una manera importante en Copa dado que el partido de liga en Zamora será solo cuatro días después. En la primera eliminatoria, ante El Ejido, el de Castrofeito no convocó ni a un solo jugador del filial, algo que puede cambiar ahora por las numerosas bajas y la cercanía del partido de liga a pesar de que el rival es de Primera. En los dos últimos entrenamientos del año de la primera plantilla hubo tres fabrilistas (Pablo Brea, Manu Mosquera y Barba) y dos centrales juveniles (Trilli y Juan Rodríguez). El equipo descansará mañana y volverá al trabajo en Abegondo el sábado día 2 a las 10:30 horas.

La convocatoria y el once para recibir al Alavés y el once de ese partido no será el único dilema al que se enfrente Fernando Vázquez en el inicio de 2021. El sistema a utilizar por un Deportivo que arrastra muchas dudas en su juego será otro. En la primera fase de liga el Deportivo arrancó con defensa de cuatro, que mutó a tres centrales durante el desarrollo de varios partidos hasta que salió de inicio con cinco atrás ante el Pontevedra. La derrota ante el Celta B (1-2) hizo que creciesen las críticas y contra El Ejido el Depor hizo un buen partido con defensa de cuatro y dos delanteros hasta la expulsión de Granero. Alavés y Zamora serán las primeras respuestas a este dilema para un Deportivo que, más allá del sistema, necesita encontrar rápido una identidad de juego y resultados.