DEPORTIVO 1 - CELTA B 2

Todo lo que el Celta B se llevó de su asalto a Riazor

Además de una victoria histórica el filial celeste dinamitó la buena trayectoria del Deportivo y las estadísticas positivas que acumulaba hasta el domingo.

Alfon y varios jugadores del Celta B celebrando el 0-1.
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

El Celta B dio una puñalada el el corazón del Deportivo con su victoria en Riazor (1-2) que deja las primeras grandes dudas sobre el proyecto blanquiazul. El buen camino recorrido en las primeras siete jornadas por los de Vázquez se fue al limbo con una dura derrota que además llegó justo antes del parón.

Liderato: La victoria de Unionistas en el derbi con el Salamanca (1-0) obligaba al Deportivo a ganar si quería mantener el liderato en solitario que ostentaba desde hacía dos jornadas. Los blanquiazules perdieron, se quedan a dos puntos del conjunto salmantino y no podrán volver a optar a ser primeros hasta el 10 de enero, cuando se reanude la competición.

Riazor: La derrota ante el Celta B duele doblemente porque se produjo en Riazor, el templo blanquiazul. Además, corta la inmaculada racha que llevaban los coruñeses en su estadio, donde habían ganado sus tres partidos. Los de Vázquez habían derrotado con anterioridad al Salamanca (2-1), Coruxo (1-0) y Racing de Ferrol (1-0).

Dos goles: La principal característica del Deportivo esta temporada estaba siendo su solidez defensiva. Hasta la visita de los de Onésimo, los coruñeses habían encajado dos goles en siete partidos. El primero fue en la jornada inaugural ante el Salamanca (2-1), el segundo hace diez días en Pasarón (1-1). Entremedias, Carlos Abad dejó su portería a cero durante 543 minutos. El celeste Alfon solo necesitó 39 minutos para hacer otros dos. Más bien un cuarto de hora, porque marcó en el 24’ y 39’.

Invicto: El Deportivo llegaba al miniderbi como uno de los pocos equipos que no habían perdido. Los coruñeses sumaban hasta este domingo cuatro victorias y tres empates y no conocían la derrota. La racha positiva se quedó ahí y los jugadores de Onésimo, además de no olvidarse nunca de la gesta que lograron, también podrán presumir de ser los primeros en ganar a los blanquiazules esta temporada.

Por detrás en el marcador: Una de las principales virtudes del equipo de Vázquez, muy ligada a su solidez defensiva, era su seguridad en el marcador. Hasta la visita del Celta B ningún equipo había ido por delante en el marcador contra los herculinos y sólo el Pontevedra logró puntuar cuando el Depor se puso por delante. El filial celeste no sólo se adelantó una vez (0-1), lo hizo dos (1-2). Alfon fue el verdugo.