REAL MADRID

Isco elige al Sevilla

El malagueño está decidido a irse el próximo verano y su deseo es volver a trabajar junto a Lopetegui. Por su parte, Zidane no permite que salga del equipo en el mercado invernal

Isco (28 años) ha tomado una decisión firme: dejar el Real Madrid al término de la presente temporada. Y acto seguido ha tomado otra: regresar con Lopetegui, el entrenador que ha sacado del jugador malagueño su mejor versión futbolística. Según pudo saber AS, el internacional madridista se ha decidido por el Sevilla al estar allí el técnico con el que se ha sentido más respaldado y más apoyado. Con el guipuzcoano, Isco firmó en la temporada 2017-18 partidos memorables con la Selección (nadie olvida su exhibición en el Bernabéu en un 3-0 a Italia), coincidiendo con su mayor cotización en Transfermarkt (90 millones de euros). También esa temporada contó con el respaldo absoluto de Zidane, que sacrificó incluso a Bale en las finales de Champions de Cardiff (2017 ante la Juventus, 4-1) y Kiev (2018, 3-1 al Liverpool) para poner de titular en lugar del galés al genio de Arroyo de la Miel.

Ahora todo eso ha cambiado. Zidane ha perdido la confianza en Isco y eso se ha notado este curso, donde sólo ha dispuesto de tres titularidades. Su baja forma ha ido coincidiendo con su bajón en el mercado de transferencias, dado que ahora su caché está en 20 millones de euros. No obstante, varios grandes de Europa están interesados en su fichaje. Su contrato con el Madrid acaba en 2022 y el propio Isco ya quería salir en este mercado de invierno. Pero Zizou se ha negado y se lo ha dejado claro al club, dado que sabe que las lesiones pueden mermar una zona del campo en la que tampoco va sobrado de efectivos. Pero en junio Isco se irá, con lo que el Madrid aceptará su marcha por un precio razonable. El Madrid pedirá al Sevilla entre 15 y 20 millones de euros y, además, se ahorrará la ficha anual de 7 millones netos, lo que en total supondría un ahorro global de unos 30 millones, justo lo que costó su fichaje procedente del Málaga en el verano de 2013.

Isco renovó su actual contrato con el Madrid en septiembre de 2017, justo después de ganar el equipo de Zidane el doblete con el malagueño como titular (la Liga conquistada precisamente en La Rosaleda y la referida Champions ante la Juve). Acababa en 2018 y el club le renovó cuatro años más, hasta 2022, subiéndole el sueldo para que fuera ganando progresivamente desde los 6 netos hasta los 7 que debía cobrar en su último curso de contrato (2021-22). Isco cree que todavía le queda fútbol para tener una gran etapa en los próximos años de su carrera. El 21 de abril cumplirá 29 años (la edad con la que Zidane fichó por el Madrid en 2001) y le pueden quedar al menos tres temporadas a gran rendimiento. Y en el Sevilla de Lopetegui puede encontrar ese caldo de cultivo para rescatar su talento y su indiscutible calidad. Lopetegui ve con buenos ojos esa opción y la familia del jugador estaría encantada por la cercanía de Sevilla y Málaga, la tierra natal del futbolista.

Lo que se le ha complicado a Isco es el tren de la próxima Eurocopa, dado que Luis Enrique sólo contó con él en su primera etapa como seleccionador. Y con sus habituales suplencias en el Madrid actual parece imposible que pueda subirse a ese tren