HOLANDA

La estrategia del Ajax para ponerse a la altura del Real Madrid y del Barcelona

Van der Sar, director general, es ambicioso y no se conforma: "Los miramos a ellos y al City; tenemos estadio, cantera, patrocinios, ingresamos mucho por traspasos..."

Soccer Football - Champions League - Ajax Amsterdam Training - Allianz Stadium, Turin, Italy - April 15, 2019   Ajax's Hakim Ziyech with Edgar Davids and Edwin van der Sar during training   REUTERS/Massimo Pinca
MASSIMO PINCA REUTERS

El Ajax siente que llega a un punto de inflexión en su laureada historia, el que vuelva a colocarle entre los grandes nombres del fútbol europeo al más alto nivel. Ya lo está, en cierta medida. Jugó la final de la Europa League en 2017 y en 2019 estuvo en las semifinales de la Champions. El Ajax siempre vuelve, pero ahora quiere establecerse en la élite más selecta del fútbol europeo. Le da igual que su liga no sea fuerte, ni que en los últimos años se haya convertido en el granero de Europa de donde salen sus jugadores más importantes para reforzar a los más poderosos. Hay un plan y hombres para dirigirlo.

Así lo ha explicado Edwin Van der Sar. El que fuera mítico portero y ahora director general ha demostrado que también es un cerebro en la gestión. Apoyado en Marc Overmars, director deportivo, pretende implementar una estrategia para ponerse a la altura del Real Madrid, del Barcelona y del Manchester City. Así lo ha dicho él en una entrevista en la web del club que no ha dejado indiferente a nadie en Holanda. El Ajax y su CEO demuestran ambición y creen tener las herramientas para aspirar a ello.

"Va a generar celos, pero es así", explica un valiente Van der Sar. "Este Ajax vende jugadores por mucho dinero, tiene muchos patrocinadores y el estadio siempre está lleno. Todo esto está bien, pero miramos hacia arriba. Miramos al Bayern de Múnich, al Barcelona, al Real Madrid... Queremos vivir lo que sucedió en 2019 con más frecuencia. Todo se basa en lograrlo nuevamente el próximo año", explica. Puede parecer demasiado atrevido, pero Van der Sar lo articula. 

Incluso con las pérdidas provocadas por el coronavirus, el Ajax sigue siendo optimista. Se cuantifican en 45 millones, principalmente debido a la falta de público en el estadio. "No todo se ha frenado y la ambición sigue ahí", explica Van der Sar que cree que la pandemia a lo mejor les aporta cosas positivas también en materia de mercado. "Es posible y lo que pretendemos es salir más fuertes. Escuchas que la capacidad para las transferencias de jugadores por parte de los clubes compradores va a bajar. Eso es positivo porque entonces nosotros vamos a poder retener a los jugadores por más tiempo. Apuntamos a un equipo a medio plazo lo más fuerte posible. Si los clubes no vienen a llevarse nuestros jugadores se ven apretados por problemas económicos. Eso también puede ser un factor positivo en el conjunto de nuestro club", afirma.

El parón en el mercado puede darle un tiempo precioso al Ajax para retener a corto plazo a sus jugadores más importantes y que su estrategia a largo plazo reciba un empujón deportivo sin tener que exprimir tanto y tan rápido a su siempre floreciente cantera. "Es cierto que de vez en cuando tenemos que hacer un buen traspaso de un jugador que hemos entrenado o rastreado nosotros mismos", prosigue Van der Sar, pero espera que la pandemia limite esas fugas durante algún tiempo. Además, espera que la vacuna haga volver pronto a los hinchas al estadio, lo que multiplicaría los ingresos. Pero lo primero es salir campeón de la Eredivise, para mantener su condición. "Convertirse en campeón es fundamental", reconoce.

El mercado ha dejado mucho dinero en el Ajax.

Van der Sar reconoce sentirse decepcionado por haber caído eliminado en la fase de grupos de la Champions a manos del Liverpool y el Atalanta. Dejaron escapar la posibilidad en el último partido y reconoce que su objetivo cada año es ya estar en la segunda fase de la competición. "Fue una decepción, se lo dije al entrenador y a los jugadores porque es el escenario donde tenemos que estar", presiona. "Hay que intentar hacer todo lo posible por volver a estar el año que viene y, no puedo decir que la meta es estar en cuartos de final, porque la meta es ganar la competición, se reafirma. 

El Ajax ha vendido mucho y bien en las últimas dos temporadas, lo que ha debilitado algo el equipo. Traspasó a Ziyech al Chelsea por 40 millones, a Van de Beek al United por 39 y a Dest al Barcelona por 21 en la última ventana de fichajes. La temporada anterior perdió a De Jong por 86 camino del Barcelona; a de Ligt por 85, que se fue a la Juventus; a Dolberg por 20 fichado por el Niza y a Wöber, que se fue al Sevilla por 10. Eso ha dejado margen de maniobra en las arcas para seguir creciendo y ya las metas son otras. Retener un poco más a los Onana, Antony, Martínez, Tagliafico, Neres o Traoré, entre otros, sería ganar tiempo para sus planes.