REAL ZARAGOZA

Iván Azón, tercer goleador más joven en la historia del Zaragoza

El delantero firmó su primera diana a ocho días de cumplir la mayoría de edad. Ameztoy (17 años y 293 días) y Aldana (17 años y 347 días) lideran desde hace ocho décadas esta peculiar clasificación.

Zaragoza
0
Iván Azón, tercer goleador más joven en la historia del Zaragoza
NACHO CUBERO DIARIO AS

Iván Azón, que el día de Nochebuena cumplirá su mayoría de edad, se convirtió ayer frente a la Real Sociedad Gimnástica de Torrelavega en el tercer goleador más joven en la historia del Real Zaragoza en un partido oficial, con 17 años y 358 días, tras Cecilio Aldana (17 años y 347 días) y Gregorio Ameztoy (17 años y 293 días), que encabezan esta peculiar clasificación desde hace ocho décadas.

Azón, un delantero incansable, que pelea todos los balones y que ha mandado al banquillo a los inoperantes Vuckic y Toro Fernández, logró firmar su primer tanto en su noveno partido con el primer equipo –ocho de Liga y uno de Copa- y abrió en la prórroga la cuenta de la clasificación del Zaragoza para la siguiente eliminatoria del torneo del K.O. “La verdad es que el gol va a ser inolvidable. Marcar con la camiseta del Real Zaragoza es un sueño”, señaló el joven delantero, estudiante de primer curso de Ingeniería Industrial y forjado en la Ciudad Deportiva, tras iniciarse en el fútbol en el Marianistas.

El más joven en marcar con la camiseta del escudo del león rampante fue Gregorio Ameztoy Querejeta (La Carlota (Filipinas), 15 de mayo de 1916-Irura (Guipúzcoa), 24 de octubre de 1972), un interior derecha y medio ala de una sola pierna, la derecha, pero maravillosa. Frágil y hasta de apariencia endeble, pero de una enorme inteligencia futbolística, Ameztoy, hijo de padres vascos de Cestona (Guipuzcoa), formó una gran ala derecha con el extremo Juanito Ruiz en el mítico equipo de los ‘Alifantes’, que logró en 1936 el primer ascenso del Zaragoza a Primera División. Vino a Zaragoza a estudiar Medicina y enseguida se insertó en el primer equipo aragonés, donde defendió sus colores durante una década (1933-43), con 156 partidos oficiales y 31 goles. Jugó también el Atlético-Aviación –denominación de posguerra del Atlético de Madrid-, el Gimnástico de Tarragona y el Real Unión de Irún, donde colgó las botas en 1949. Falleció a los 56 años aplastado contra un muro al embestir por detrás un camión que transportaba rollos de papel al autobús de línea del que acababa de bajar procedente de San Sebastián, donde tenía su consulta de médico dentista.

Gregorio Ameztoy.

Su primer gol con el Zaragoza se lo marcó el 4 de marzo de 1934 al Gimnástico de Valencia (5-0), en encuentro de Tercera División, correspondiente a la fase final de ascenso a Segunda División, cuando le faltaban más de dos meses para cumplir los 18 años.

Cecilio Aldana.

El segundo lugar de este podio lo ocupa Cecilio Aldana Yagüe (Miedes de Aragón, Zaragoza, 22 de noviembre de 1922-Blois (Francia), 14 de junio de 2000), un extremo izquierda rapidísimo, brioso y valiente, que fue el relevo del ‘alifante’ Primo en la delantera del Zaragoza de posguerra. Jugó en Torrero en dos etapas, de 1940 a 1944 y de 1946 a 1949, con un traspaso de por medio al Barcelona por 100.000 pesetas (600 euros), entonces la venta más elevada del club hasta la del goleador Mariano Uceda al Sevilla en 1947 por 150.000 pesetas (900 euros). Aldana, que se inició en los modestos Lapuyade, Discóbolo y Arenas, continuó su carrera en el Calatayud y el Escoriaza y apuró su último fútbol en el Blois francés hasta los 37 años, haciendo funciones de entrenador-jugador. Con el Zaragoza disputó un total de 128 partidos y marcó 27 goles: el primero de ellos el 3 de noviembre de 1940 en el 7-0 al Hércules en encuentro de Primera División.