DEPORTIVO

El futuro de Diego Rolan en el Depor, el gran dilema de Abanca

El Deportivo acumula un balance negativo que supera los 8 millones. Vender a Rolan rebajaría pérdidas, pero hay quién lo ve como pieza clave para ascender.

0
Diego Rolan, en el momento de ser sustituido en el partido ante el Celta B.
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

El Deportivo tiene un claro y obligado objetivo esta temporada: regresar a Segunda. Lo es por la exigencia de la historia del club, pero también por la parcela económica. Los ingresos en Segunda B son realmente escasos y el problema se han visto agravado por el recorte en la parcela de abonos por la Covid. La consecuencia para el Deportivo esta temporada será un balance negativo que superará los ocho millones de euros, algo insostenible en el tiempo. El paraguas de Abanca, actual propietaria del club, ha evitado males mayores, pero la entidad bancaria no es un saco sin fondo y el agujero comienza a preocupar bastante.

En estos momentos, la posibilidad más clara de ingresos, y prácticamente la única, se llama Diego Rolan. La intención de Fernando Vidal y la dirección deportiva del club era traspasarlo en el mercado de verano, pero finalmente se quedó en A Coruña de manera sorpresiva. Tanto, que tardó casi dos meses en debutar ya que no tenía permiso de trabajo y no había realizado pretemporada. En su estreno ante el Racing de Ferrol, marcó el gol de la victoria (1-0). Ante el Pontevedra logró otro tanto que valió el empate (1-1). Y frente al Celta B, dio la asistencia de gol a Borja Galán aunque no valió para sumar (1-2). En tres partidos, el uruguayo ha hecho más que toda la delantera junta del equipo en la temporada.

La venta de Rolan en verano estaba prácticamente cerrada por dos millones de euros, un ingreso que rebajaría las pérdidas del club. A ello se sumaría el ahorro de su salario. El delantero uruguayo tiene una ficha en Segunda B de 1,2 millones de euros brutos, por lo que si se traspasa en enero habría un ahorro de otros 600.000 euros. El vestuario, Vázquez y la secretaría técnica estarían encantados con su continuidad, pero la decisión final está en manos de Abanca, que es la que pone el dinero. El dilema para la entidad que preside Juan Carlos Escotet es decidir si se vende ahora o se apuesta por asumir las cuantiosas pérdidas como una ‘inversión’ para regresar al fútbol profesional donde se incrementarán sustancialmente los ingresos.

En estos momentos no hay una decisión cerrada sobre el futuro inmediato del futbolista, con el que además habría que renegociar el contrato para hacerlo más asumible. En Abanca hay quien considera que la inversión en el equipo, la mayor de Segunda B de largo, debe ser más que suficiente sin asumir los costes extra de Rolan durante más tiempo. Pero también hay quién ve al uruguayo como pieza clave para lograr el necesario ascenso una vez visto el rendimiento ofensivo del equipo en las ocho primeras jornadas. Beauvue lleva un gol, Rui Costa y Miku no se han estrenado y Adri Castro ni ha debutado.

Sin fichas libres

El mercado de invierno abrirá dentro de 15 días y la decisión de qué hacer con Rolan puede tener una incidencia absoluta sobre los movimientos del club en enero. El uruguayo ocupó en octubre la última ficha libre y el Deportivo solo tiene actualmente una plaza para inscribir a un jugador sub-23. Fernando Vázquez ya ha dicho públicamente que vería oportuno reforzar el equipo en este mercado, lo que obligaría a liberar fichas. Si Rolan se queda, tendría que salir otro jugador. Además, la operación debería realizarse con equilibrio económico porque el dilema de Abanca es quedarse o no con Rolan, pero no aumentar todavía más la inversión en la plantilla más cara de Segunda B.