LEGANÉS

El Leganés volverá a jugar con público nueve meses después

O Couto podrá albergar hasta 975 espectadores en el Ourense-Leganés de Copa. La rueda de prensa también será presencial, aunque la normativa anticovid será la de LaLiga.

El Leganés volverá a jugar con público nueve meses después

El Leganés volverá a jugar con público 282 días después. El duelo que mañana (20:00) medirá a los pepineros y al Ourense CF en O Couto (no confundir con el histórico CD Ourense, desaparecido en 2014) correspondiente a la primera ronda de la Copa del Rey lo hará con un máximo de 975 espectadores en las gradas del mítico recinto gallego. La Federación Española de Fútbol (RFEF) permite que las rondas entre equipos no profesionales y profesionales se disputen abiertos al público siempre y cuando las autoridades locales den luz verde al acceso a los estadios. En Galicia, es el caso.

A mediados de septiembre La Xunta legisló la posibilidad de que hasta 1.000 espectadores entrasen en los recintos deportivos al aire libre siempre y cuando se guardaran las distancias de seguridad y no se superara el 75% de la capacidad de cada estadio. Es el caso de O Couto, que cuenta con 5.800 butacas. Los 975 hinchas que podrían acudir al partido de mañana representan apenas el 16% del aforo.

La última vez que el Leganés jugó con público fue el 8 de marzo de este año, cuando visitó La Cerámica en Villarreal y tumbó al Submarino amarillo por 1-2 con doblete de Óscar, ahora en el Sevilla. Han pasado más de nueve meses. Una eternidad en tiempos pandémicos. Desde entonces, el Leganés ha disputado 28 encuentros en competición oficial (11 en Primera, 17 en Segunda) y todos sin público, con la máxima presencia de periodistas y directivos en las gradas. Nada más.

La presencia de espectadores no será la única novedad con respecto al día a día del Leganés. La rueda de prensa, al contrario de lo que obliga LaLiga, será presencial, con periodistas compartiendo el mismo espacio que José Luis Martí, algo que el organizador del fútbol profesional no permite.

En términos de protocolo anti-COVID, el Leganés, como el resto de conjuntos de Primera y Segunda División, deberá seguir la normativa fijada por LaLiga en cuanto a permanencia en vestuarios o acceso al estadio. Es decir, los pepineros apenas podrán compartir el cambiador y los suplentes (habrá 20 convocados máximo) no podrán entrar. Sólo podrá ser utilizado por los titulares para cambiarse antes del partido y recibir la charla técnica al descanso. O Couto será, para el Lega, un regreso al pasado entre normativa pandémica.