FERENCVAROS 0 - BARCELONA 3

1x1 del Barcelona: este Dembélé vale un potosí

Enorme partidazo del joven delantero, al que acompañaron a un gran nivel Braithwaite, Alba y Griezmann.

Neto: El portero brasileño tuvo una noche plácida. De hecho, en la primera parte ni le llamaron a puerta. Tanto es así que se hacía difícil saber quién estaba bajo los palos en la portería del Barcelona porque el rival ni llegaba. Tras el descanso, el Ferencvaros fue un poco más incisivo, con algún remate de cabeza con sentido, pero poco más.

Dest: Cada vez se le está poniendo cara más de Alves. Espectacular en el bloque alto, cada vez que subía con la pelota controlada creaba el pánico en la defensa húngara. Sus centros medidos estuvieron muy cerca de aprovecharlos Braithwaite y Griezmann. Su velocidad también le permitió frustrar los tímidos ataques del rival.

Mingueza: Su tercer partido consecutivo como titular con el primer equipo. Y por tercera vez la portería se quedó a cero. Con las estadísticas en mano es muy difícil encontrarle peros al central del filial, que volvió a cumplir con creces. Sin duda, su aparición es una de las grandes sorpresas de la temporada. Está convirtiendo la defensa en un búnker inexpugnable.

Lenglet: Su titularidad fue una sorpresa relativa, ya que acabó el partido contra el Osasuna con un leve esguince. De hecho, Koeman decidió cambiarlo en el minuto 64, con el partido totalmente resuelto. Durante el tiempo que estuvo en la segunda parte llevó el brazalete de capitán. Partido serio y solvente del francés, como en él es habitual.

Alba: Sobresaliente en todos los sentidos. Dio la asistencia del primer gol, que ejecutó de forma magistral Griezmann, y combinó a las mil maravillas con Dembélé, convirtiendo la banda izquierda en una auténtica autopista. Koeman lo reservó en la segunda parte, siendo reemplazado por Junior.

Pjanic: El bosnio lo probó de todas maneras para estrenarse como goleador con la camiseta blaugrana. En la primera ocasión que le llegó franco el balón envío el balón cerca de donde orbitaba Sputnik, en el segundo ya mejoró con un remate mucho más certero que se fue un poco lejos, pero el tercero pasó literalmente rozando el poste. Está claro que el gol va a llegar pronto.

Sergio Busquets: Jugó los primeros 45 minutos sin necesitar una máxima exigencia gracias a las muchas facilidades que ofrecía el rival en la medular. Koeman le dio descanso con buen criterio porque el calendario no permite excesivas frivolidades. Vio una amarilla merecida tras pisar a un rival de forma no intencionada.

Trincao: Sólo le faltó el gol para completar un gran partido. Partiendo desde la banda derecha, y combinando con acierto con Dest, fue de menos a más, con acciones en el uno contra uno de mérito. Le falta un poco más de ambición en su juego para acabar de creérselo.

Griezmann: Cada día que pasa trasmite mejores sensaciones. Se ve riendo en el campo, apretando los dientes cuando no tiene la pelota y marcando las diferencias con el balón en los pies. Si ante el Osasuna marcó un gol extraordinario de volea, el que firmó ante el Ferencvaros tampoco es moco de pavo, con un taconazo espectacular tras una enorme asistencia de Alba. Está en un momento dulce y tanto el jugador como Koeman lo deben aprovechar.

Dembélé: El joven delantero francés parece haber mudado de piel definitivamente. De ser un jugador disperso, apático y de cristal a convertirse un delantero contundente, habilidoso y generoso. Si además marca goles, aunque sea de penalti, da asistencia, como la que brindó a Braithwaite en el segundo gol, y acaba el partido con el brazalete de capitán, aunque se lo puso al revés, ya se puede decir que por fin ha encontrado el camino correcto.

Braithwaite: El danés suma cuatro goles en los tres últimos partidos. Con este espectacular rendimiento sobre el campo a ver quién es el guapo que le quita del once. Volvió a completar un gran partido, sobre todo en una primera parte espectacular, donde marcó un gol, tras una gran asistencia de Dembélé, y provocó el penalti, que acabó firmando Dembélé. A este nivel, el Barcelona se ha de preguntar seriamente si la prioridad este invierno debe ser la llegada de Depay o hay que reforzar otras posiciones más necesitadas.

CAMBIOS:

Junior: Jugó toda la segunda parte. Sustituyó a Alba en la banda izquierda. Cumplió con el expediente.

De Jong: Salió tras el descanso. Empezó como pivote junto a Pjanic pero acabó acompañando a Mingueza como central cuando se marchó Lenglet.

Riqui Puig: Koeman le dio 26 minutos. Más que suficientes para demostrar su enorme calidad. Estuvo muy cerca de marcar tras una gran jugada con Dembélé.

Aleñá: Se ubicó en el doble pivote con Pjanic. Sin estridencias pero solvente.

Konrad: Jugó los últimos minutos tras la salida de Braithwaite.