INTERNACIONAL

¿Cambio de ciclo en las grandes Ligas europeas?

Bayern, PSG y Manchester United lideran sus campeonatos por delante de los históricos dominadores Wolfsburgo, Lyon y Arsenal o Chelsea.

PSG, Bayern Munich y Manchester United son las revelaciones.

En el actual panorama de las grandes Ligas de fútbol femenino parece que comienza un cambio de ciclo. Al menos eso se puede interpretar después de los últimos y poco habituales resultados cosechados. Así, Bayern, PSG y Manchester United lideran los campeonatos alemán, francés e inglés, algo poco habitual en la historia de sus respectivas ligas. Y lo han conseguido después de enfrentarse directamente a los que han sido dominadores en los últimos años.

En Francia, la noticia saltó el pasado viernes cuando el PSG de la española Irene Paredes acabó con una inmaculada racha del Lyon que databa del pasado 12 de diciembre de 2016. Desde esa fecha, el máximo campeón francés acumulaba 80 partidos, que se dice pronto, sin conocer la derrota. El tanto de Katoto para las parisinas daba el liderato al equipo capitalino por delante de las lyonesas, dejando la clasificación apretada pero con el PSG por delante. Queda un mundo para que termine el campeonato galo, pero es un aviso para un Lyon que es el equipo más laureado de Francia con 18 títulos ligueros, los últimos 14 de manera consecutiva. Trofeo que el PSG no ha conquistado todavía en su historia ya que se ha tenido que conformar con ocho subcampeonatos. Así, el conjunto de París suma 25 puntos, por los 24 del Lyon, en el que también militan las españolas Lola Gallardo y Celia Jiménez. Y es que las parisinas habían empatado frente al Girondins (1-1) en su único lunar en lo que llevamos de curso.

Por su parte, en Alemania el cambio de ciclo empieza a ser más evidente. El Bayern es el actual dominador del campeonato gracias a su inmaculada racha de nueve victorias consecutivas. Una de ellas, hace dos jornadas, frente al Wolfsburgo. Un 4-1 que dejó bien a las claras el espectacular estado de forma de las de Baviera, que encajaron en ese partido su único tanto esta temporada. Pero es que además, el Wolfsburgo ya se ha dejado puntos con anterioridad. Empató frente al Friburgo (1-1), lo que las deja a dos puntos del liderato, y con un partido más que el Bayern. De seguir así el campeonato, el Wolfsburgo pondría fin a su dictadura germana en las últimas cuatro campañas y podría hacer recordar a las muniquesas sus dos títulos conseguidos en 2015 y 2016.

Mientras, en Inglaterra el Manchester United de la española Ona Batle se está apuntando también al cambio de ciclo. Las red devils, que todavía no han conseguido ningún título liguero, son líderes con un punto de ventaja respecto al Arsenal y tres con el Chelsea, aunque este último conjunto con un partido menos. Y están en lo más alto tras ganar a la gunners (1-0) y empatar con las blues (1-1). El campeonato británico parece más abierto, pero si deja bien a las claras que tanto Arsenal como Chelsea, grandes dominadores con tres títulos cada uno, lo tendrán más complicado esta temporada para repetir éxitos. Por su parte, el Everton de Damaris busca acercarse a los tres de arriba y a buen seguro que dará guerra para intentar dar la sorpresa...