INGLATERRA

Thomas condiciona al Arsenal

La presencia del exatlético en el once de Arteta es incuestionable, pero del asentamiento en una u otra posición dependerán los movimientos futuros del club.

Thomas Partey.
Richard Heathcote Getty Images

El Arsenal de Mikel Arteta no ceja en su empeño por construir un proyecto potente que devuelva a los londinenses al lugar que ocupar tiempo atrás, a la cima del fútbol. Uno de sus últimos fichajes no ha tardado en consolidarse en la sala de máquinas del técnico vasco: Thomas Partey (27 años). El excentrocampista del Atleti llegó sobre la bocina, pago de cláusula de mediante, cuando apenas se veía la luz a través de la ventana veraniega. Nadie discute su adaptación. Al contrario, parroquianos autorizados se atreven a compararle con una leyenda gunner como Patrick Vieira.

Su polivalencia gusta, sin embargo, de su asentamiento en una u otra posición dependen las futuras incursiones en el mercado de fichajes, como bien argumentó Sol Campbell, ídolo local, en el canal de canal de YouTube 'Highbury Squad': "Podrías decir, de acuerdo, Thomas Partey se va a mover un poco más adelante, sal ahí y consigue a Ndidi para que se asiente ahí. No hay problema. Pero depende, puedes ir a por Aouar igualmente, que tiende a ir hacia delante, o te haces con un jugador del perfil de Ndidi, entonces Partey puede ejercer de box-to-box".

Desde su aterrizaje en Londres, Thomas ha compaginado un rol más defensivo, como pivote, cuando va acompañado por Dani Ceballos, con uno más liberado, centrado en hacer que la bola avance, con Elneny o Xhaka como soldados. En ambas posiciones ha regalado actuaciones positivas, pero las cualidades que más han sorprendido en Inglaterra han sido estas últimas, las que le permiten jugar por delante de un centrocampista de contención. "Puede pasar el balón, jugar con el delantero, disparar desde fuera del área e incluso marcar goles importantes, como vimos el año pasado en la Champions League", señaló Lauren hace unos días, otro exjugador con pasado gunner.

Ndidi, Aouar y... Eriksen

El nombre de ofensivo centrocampista francés ya formó parte de la margarita del Arsenal en el mercado estival, pero, finalmente, el pétalo elegido fue Thomas: Edu, director deportivo del club, convenció a Arteta de que el ghanés era la incorporación más adecuada, por delante de Aouar (22 años). El otro nombre citado previamente es el de Wilfred Ndidi (23). El pivote nigeriano es fundamental en el esquema de Brendan Rodgers, aunque una lesión solo le ha permitido tomar parte en los dos primeros partidos del curso presente. El del Leicester está valorado en 45 millones de euros por Transfermarkt y termina contrato en 2024, por lo que su fichaje no sería sencillo, aunque desde Inglaterra se la ha relacionado en las últimas fechas como posible incorporación, una vez la ventana invernal se abra. Sería uno u otro, y la decisión de ir a por un perfil u otro depende, en gran parte, de la posición final de Thomas.

Sin embargo, hay otro nombre que aparece en el futuro del Arsenal, un perfil creativo que permitiría la llegada de otro de corte más defensivo: Christian Eriksen. La información la publica The Sun y afirma que en el Emirates verían con bueno ojos un intercambio entre Granit Xhaka y el danés, que ha perdido el favor de Conte en el Inter y desde Italia lleva tiempo barruntándose su posible salida. Además, esto supondría un tremendo golpe de efecto en Londres, ya que el pasado Spur del ahora centrocampista neroazzurro haría que el cambio de camiseta escociese en el seno del Tottenham. Este último movimiento podría resultar sorprende, viendo que el suizo formaba parte del núcleo fuerte de Arteta en el comienzo de la temporada, pero el crecimiento de Elneny en los últimos partidos le han hecho perder el paso y la titularidad. No obstante, tendrán que competir con el PSG, que tiene en mente un Eriksen-Paredes. Veremos en qué queda este casting de centrocampistas...