UEFA NATIONS LEAGUE

El exrojiblanco Bogdanovic atiza fuerte a Kolarov y a Serbia

Jesús Gil le fichó por 2.900 millones de pesetas. Jugó sólo seis meses en el fútbol español. Ahora está indignado con su selección...

El exrojiblanco Bogdanovic atiza fuerte a Kolarov y a Serbia

Si has pinchado aquí es que ya tienes unos años. Acordarse de Rade Bogadnovic no es fácil. Jugó sólo seis meses en España, en el Atlético de Madrid. Jesús Gil pagó por el 2.900 millones de pesetas en el verano de 1997, en el que vinieron pedazo de futbolistas como Vieri, Juninho o Jordi Lardín. Al final su nombre se quedó asociado a los Torrisi, Juanchi González, Pilipauskas, Richard Núñez, Wicky o Nimny. Ahora estos días es noticia en Serbia por sus críticas a la selección: "Siendo realistas, no tenemos jugadores de calidad y de primer nivel para el fútbol moderno. Ya he dicho antes que somos lentos y lentos, que nuestro balón va mal y no estamos preparados físicamente". El exdelantero se cebó especialmente con el capitán, Kolarov: "¿Entrar en una situación en la que a los 35 años, después de casi dos décadas de sangrienta profesionalidad y dinero ganado, ¿tienes miedo de lo que te dirá el Inter si juegas por tu país? Eso es gracioso. Bane Ivanovic fue despojado injustamente del brazalete de capitán y se retiró de la selección nacional como un caballero...".

Las credenciales de Bogdanovic para llegar al fútbol español hablaban de una prueba frustrada por el Ajax y un título de mejor jugador de la temporada en la Liga de Corea del Sur, en 1996. Venía con el aval de Radomir Antic, que dos años antes se sacó de la chistera a un tal Milinko Pantic. Costó lo mismo que Vieri (!), pero sólo jugó seis meses en el Atlético. En enero de 1997 se le dio de baja federativa sin encontrarle aún acomodo para hacer hueco al israelí Avi Nimny, pero no se le pudo volver a dar de alta para reemplazar a Juninho (lesionado por una durísima entrada de Míchel Salgado en Balaídos) porque era necesario un plazo de cinco meses para volver a darle de alta. Fue entonces cuando se marchó cedido al NAC Breda neerlandés y posteriormente traspasado al Werder Bremen, por una cifra muy inferior a lo que desembolsó el Atlético en primera instancia. En el Werder hizo 15 goles en 56 partidos repartidos en cuatro temporadas y se quedó sin marcar en la única temporada que militó en el Arminia Bielefeld (15 encuentros). Se retiró en 2003 en el Al Wahda de Emiratos Árabes. Años después afirmó que Jesús Gil amañó el último partido de la temporada 97-98, ante el Racing de Santander, y que le valió al equipo rojiblanco para clasificarse para la UEFA (0-1). Una de sus hijas nació en España y tiene una casa de verano en Mallorca.