INGLATERRA

Berbatov avisa a Pochettino

El búlgaro reconoce que "es difícil culpar" al United por pensar en el argentino como sustituto de Solskjaer, aunque le advierte acerca de los jugadores.

Ole Gunnar Solskjaer y Mauricio Pochettino.
JOHN SIBLEY Action Images via Reuters

La montaña rusa en la que vive instalado el United, ya no solo en la presente temporada, si no desde que Solskjaer tomase posesión del cargo, no aleja el nombre de Pochettino del ambiente. En los últimos días, la prensa inglesa afirma que ya se ha producido un acercamiento entre el club y el argentino, tras la dolorosa derrota a manos del Basaksehir (2-1) en Champions. Dimitar Berbatov, exDiablo Rojo, ha salido al paso de las informaciones y reconoce que "es difícil culpar" al club por lanzarse a por el ex del Tottenham, en declaraciones para Betfair, empresa de la que es embajador.

"Si hay algo de verdad alrededor de los rumores acerca de Mauricio Pochettino, es difícil culpar al United, sinceramente", comenzaba el exdelantero su intervención. Aunque no entrega toda la culpa al técnico noruego y lanza una advertencia al argentino: "Cuando el equipo juega mal, todo se centra en el jefe, y esto siempre ha sido así. Le vi recientemente (a Pochettino), como comentarista invitado, y dijo que está preparado para trabajar de nuevo, por lo que es complicado parar esos rumores. Lo único que no cambiará, no obstante, son los jugadores. Un nuevo entrenador no cambiará la forma en la que juegan".

"Los jugadores necesitan cambiar su actitud"

"Sí, cuando tienes un nuevo entrenador puedes ver un repunte, pero, en general, la actitud permanece igual. Sin agresividad, sin pasión, sin cubrirse las espaldas unos a otros... Los jugadores necesitan cambiar su actitud tanto como el entrenador necesita ser cambiado", finalizada Berbatov.

Cada partido, de ahora en adelante, es una final para Solskjaer y el United. La primera prueba de fuego llega este sábado a las 13:00 horas, ante el Everton de Carlo Ancelotti (DAZN). Una derrota dejaría en estado de alarma al conjunto mancuniano, rozando los puestos de descenso y en decimoséptima posición. La Champions parecía un bálsamo, pero el Basaksehir mostró que el ungüento estaba caducado. Pochettino espera, aunque ya está avisado de lo que se encontrará en caso de ocupar el banquillo de Old Trafford.