ALEMANIA

La lucha por Alaba será titánica: City, Juventus, Liverpool, PSG...

El lateral austríaco ya atrae el foco de varios gigantes como Juventus, Liverpool o City. Las negociaciones estarán marcadas por sus exigencias salariales.

David Alaba es la nueva joya que todos desean. El austríaco lleva desde 2011 siendo una de las estrellas del Bayern, tras debutar y de foguearse cedido una temporada en el Hoffenheim. Empezó como lateral con gran recorrido y habilidad ofensiva y, con el paso de los años, fue sumando más y más registros a su juego.

A sus 28 años, el lateral está en uno de los mejores momentos de su carrera y ha sido protagonista en la máquina de Flick pero su futuro de cara a la próxima campaña es incierto. El defensa entró a inicio de temporada en su último año de contrato con las negociaciones abiertas para renovar. Alaba se quería quedar y el Bayern seguir contando con él. Todo encajaba, salvo las pretensiones económicas del jugador en un presupuesto afectado por la pandemia provocada por la Covid-19. Ambos fueron tensando la cuerda hasta que esta se rompió. Desde los despachos escenificaron la ruptura sin pudor. "Le presentamos una oferta muy buena y justa, sobre todo teniendo en cuenta los tiempos que corren. Le dijimos al agente de Alaba, durante la reciente reunión, que nos gustaría contar con una respuesta a finales de octubre. Necesitamos poder hacer planes en una posición tan importante. No escuchamos nada de él hasta el sábado. Nuestro director deportivo, Hasan Salihamidzic, se puso en contacto con su agente y la respuesta fue que la oferta seguía sin satisfacerles y que debíamos pensárnoslo más. Entonces, decidimos retirar la oferta completamente", aseguraba Herbert Hainer, presidente del club bávaro, en una entrevista con BR. Sin oferta para renovar, el vienés podrá negociar con cualquier club que lo desee desde enero de cara a la próxima temporada y no son pocos los que pretenden que vista su camiseta.

El Real Madrid le tiene dentro de su lista. Los blancos cuentan con Mendy y Marcelo para el lateral izquierdo pero entienden que la ocasión de firmar un jugador así sin pagar traspaso no aparece todos los días. Primero, por el nivel que puede ofrecer a un coste relativamente asequible, y segundo, porque su polivalencia permite que el refuerzo sea para la zaga al completo y no solo para el lateral pudiendo hacer las veces de lateral y tercer central. La inversión encuentra pocos contras pero para la que necesitan pensar bien en los números en la Casa Blanca. 

Eso si, aunque encaja en el Real Madrid y se lanzaran a contratarle, los blancos tendrán que afrontar un duelo titánico para llevárselo. Según apuntan desde Alemania, Paris Saint-Germain, Juventus y Manchester City ya han concretado su interés en el jugador del Bayern por el que también pregunta el Liverpool aunque las preferencias de este pasan por los dos gigantes de LaLiga. Alaba, explican, preferiría recalar en Real Madrid o Barcelona.

Las exigencias salariales marcarán la negociación con el defensa. Aunque negó las cantidades en público, desde Baviera apuntan que Alaba pedía unos 12 millones de euros por temporada, una cifra que exigió al Bayern y que podría ser más alta en caso de acabar en un nuevo club. En una época de recortes y ajustes presupuestarios, el de Viena pide un sueldo de estrella y queda por ver quien puede pagárselo. Dada la situación, el Barcelona ya ha tenido que salirse de la puja y en el Madrid lo pensarán más de una vez, ya que estaría en la parte alta de la escala salarial y las prioridad número uno es Mbappé. 

¿Cómo encajaría Alaba entre sus pretendientes?

Como decíamos, su polivalencia para jugar de lateral, central, medio o hasta extremo si fuera necesario hacen que Alaba encaje con facilidad casi en cualquier grande de Europa. En Liverpool se reuniría con un viejo rival como Klopp y entraría como anillo al dedo en un equipo de ritmo vertiginoso pero que se enfrenta semana si y semana también a auténticas trampas defensivas. Una dinámica bastante similar a la que vive en Baviera y donde podría adaptarse sin problema como central o medio, ya que parece difícil mover a Alexander-Arnold o Robertson.

En la Juventus elevaría la exigencia del carril izquierdo, que no tiene un ocupante de su nivel. Pirlo ha probado en su 3-5-2 a Cuadrado, Frabotta y hasta Bernardeschi, nombres que parecen lejos del desempeño que se le entiende al vienés. Como carrilero con capacidad para jugar hacia el centro o desbordar por banda daría un impulso ofensivo al equipo y no tendría que tener sin demasiada preocupación por lo que le quede a la espalda. Todo junto a Cristiano, Dybala, Chiesa y compañía. 

Si decide ir al Etihad, cabe pensar que Guardiola le coloque como central, esa posición en la que tanto ha invertido sin éxito y a la que él mismo le reconvirtió en el Bayern, y en París competiría con Bernat y Kurzawa por una posición en la que se lleva tiempo buscando refuerzo aunque con Tuchel obsesionado por Marquinhos como mediocentro también podría disputar encuentros de central. Todo, claro, si el alemán sigue. La subasta ya está en marcha y el vienés podrá elegir a quién considera su mejor postor para una experiencia nueva en la élite europea.