EUROPA LEAGUE

El día que Fabián Ruiz se exhibió ante la Real Sociedad

El jugador del Nápoles vuelve a España para medirse a la Real Sociedad en el partido correspondiente a la segunda jornada de la UEFA Europa League.

El día que Fabián Ruiz se exhibió ante la Real Sociedad

Vuelve el fútbol europeo a Anoeta tres temporadas después con el encuentro entre la Real Sociedad y el Napoli correspondiente a la segunda jornada de UEFA Europa League. Los dos conjuntos llegan en situaciones diferentes a la cita. El equipo de Imanol Alguacil superó 0-1 al Rijeka en la primera jornada y los napolitanos cayeron ante el AZ Alkmaar en San Paolo por el mismo resultado (0-1), por lo que el encuentro tendrá como aliciente la disputa de la primera posición del grupo y la vuelta de Fabián Ruiz a España para jugar con el conjunto italiano.

Casualmente, el jugador andaluz vuelve también tres temporadas después a un campo especial para él. En su última visita al estadio de Anoeta el jugador de Los Palacios cuajó una inmensa actuación dando dos asistencias que ayudaron a su entonces equipo, el Real Betis, a empatar aquel partido disputado el 1 de octubre de 2017.

Un partido para recordar en San Sebastián

Precisamente, fue esa visita a Anoeta y su gran actuación en el feudo 'txuri-urdin' las que marcaron un punto de inflexión en su carrera en el Betis y en la que acabaría siendo su explosión como un centrocampisa de élite. Fabián Ruiz fue suplente ante el Barça en la primera jornada (apenas disputó 12 minutos), estuvo en el banquillo en la segunda y la tercera jornada y no fue convocado en la cuarta fecha del campeonato ante el Deportivo.

Sin embargo, en un encuentro en jornada intersemanal ante el Real Madrid, Quique Setién le dio la titularidad y el de Los Palacios respondió con un gran partido en el que los verdiblancos lograron la victoria. Fabián se asentó en el once, hizo un gol en la siguiente fecha ante el Levante y se plantó ante la Real Sociedad para realizar su primera gran actuación en LaLiga.

El mapa de calor de Fabián Ruiz en aquel partido ante la Real Sociedad

Fabián Ruiz actuó como interior en el 4-3-3 ofensivo de Quique Setién y completó una actuación que rozó el sobresaliente. El habilidoso centrocampista acabó con un 75% acierto en el pase, 3 pases clave, 5 recuperaciones 2 oportunidades de gol creadas y 2 asistencias de gol. En una mañana desapacible en San Sebastián, el Betis bailó sobre la lluvia al ritmo de Fabián. Su primer pase de gol llegó en el minuto 6 tras recoger un balón en la frontal del área y encontrar a Sanabria con un sutil toque por encima de la defensa rival. En un partido loco y con la Real Sociedad volcada, recuperó un balón en la frontal de su área y dejó solo a un Sergio León al que le bastaron tres toques para batir a Gero Rulli.

Desde ese día, el 1 de octubre, solo fue suplente en dos partidos más a lo largo de la temporada 2017/2018. Sus características se acoplaron a la perfección al juego de Quique Setién y se confirmó como una de las grandes revelaciones de LaLiga.

Horas extras en Elche para brillar

Hasta aquel momento el canterano bético no había logrado asentarse en la dinámica del primer equipo completamente y no acababa de ser un jugador regular. Pero en la temporada anterior, durante la 2016/2017, el sevillano se marchó cedido a Segunda División con el Elche durante la segunda parte de la campaña, lo que le sirvió para asentar las bases del éxito que le llegaría tan sólo unos meses después.

El propio Fabián llegó a reconocer en una entrevista que su paso por el conjunto ilicitano le sirvió para hacer autocrítica y darse cuenta de que tenía algunas facetas físicas por explotar aún. "Siempre me decían que tenía un buen tren inferior y que el superior no era así. Cuando me fui al Elche vi que tenía que mejorarlo, me faltaba tren superior a la hora de chocar y allí había buenos readaptadores y preparadores físicos. Ellos me ayudaron mucho y al terminar el entreno me quedaba una hora y media más para hacer físico. Irme solo de casa me hizo un poco más hombre, tomar decisiones en las que no te ayuda nadie y valorar las cosas de la vida de manera diferente", declaró en su momento a los medios oficiales del club verdiblanco.

Durante la campaña de su eclosión, el palaciego también despertó viejos recuerdos en el Benito Villamarín. Su proyección y desarrollo recordaba mucho a la del también canterano bético, Dani Ceballos y los meses previos en los que el utrerano acabó desembocando en el Real Madrid. Algo que molestó profundamente a la afición bética. Ambos son de 1996 y ambos tenían en su momento una cláusula de 15 millones de euros, que se les quedaba pequeña para cualquier club que se fijase en aquellas perlas que no dejaban de despuntar. A pesar de las reiteradas afirmaciones de Fabián en las que declaraba que no habría problema en su renovación y continuidad en el equipo bético, el internacional español acabó fichando al término de esa campaña en el verano de 2018 por su actual equipo, el Napoli.

Pieza clave en el Nápoles de Gattuso

Dos veranos después de su marcha del Real Betis, Fabián Ruiz es pieza fundamental en el Napoli de Gattuso y cada vez es más importante en la Selección Española de Luis Enrique, con las miras puestas en estar presente en la Eurocopa que, presumiblemente, se disputará el próximo verano. No obstante, su aterrizaje en el sur de Italia requirió su adaptación. Bajo las órdenes de Carlo Ancelotti, Fabián Ruiz tardó seis jornadas en debutar en Serie A y tres semanas en hacerlo en partido oficial (ante el Estrella Roja en la Champions League).

A pesar de solo sumar 22 titularidades en Serie A, el centrocampista destacó en la faceta goleadora y cerró su campaña de debut en el fútbol italiano con siete goles y tres asistencias. La temporada pasada en Nápoles estuvo marcada por la inestabilidad deportiva y los problemas extradeportivos de la plantilla con Aurelio De Laurentiis, extravagante presidente de la entidad. Sin embargo, Fabián Ruiz fue indiscutible tanto con Ancelotti como con Gattuso aunque ambos le utilizaron como conejillo de indias y le situaron en posiciones como la de pivote o incluso de extremo derecho en un 4-4-2.

Finalmente, Rino Gattuso le ha acomodado a la perfección como mediocentro en su 4-2-3-1 habitual. Es la posición en la que Fabián se encuentra más cómodo y en la que mejor puede explotar sus condiciones de gran pasador, llegador y su gran golpeo de balón desde media y larga distancia. La llegada de Tiémoué Bakayoko al conjunto napolitano le da más libertad para incorporarse al ataque y le libera en tareas defensivas. A sus 24 años, el palaciego se encuentra en plena madurez futbolística y con un papel muy protagonista en su equipo. Regresa a Anoeta, estadio que marcó un antes y un después.