SEGUNDA B

Moha y Braima, hermanos de Adama Traoré y Ansu Fati, crean su propio camino en el fútbol

Los dos jugadores están siguiendo una trayectoria futbolística muy diferente de la que han emprendido los dos internacionales con España.

0
Moha Traoré Braima Fati Segunda B Ansu Fati Adama

Ansu Fati y Adama Traoré se han convertido con las últimas convocatorias de Luis Enrique en las estrellas de la selección española de fútbol. Todos los focos apuntan a ellos. Cada uno por su banda son unos puñales y las principales armas de España en ataque. Las defensas tiemblan cada vez que los tienen delante, tanto por su regate y velocidad como por su físico, uno en agilidad y otro en potencia física.

Sin embargo, en la familia Fati y Traoré también hay más futbolistas, que la explosión de los jugadores del FC Barcelona y el Wolverhampton Wanderers ha eclipsado. Se trata de Braima Fati y Moha Traoré, de 22 y 25 años respectivamente, hermanos mayores y con una trayectoria más enfocada en el fútbol modesto, principalmente en Segunda B. El primero juega ahora en el Vitória de Guimarães B, mientras que el segundo se encuentra en el Recreativo de Huelva.

Braima Fati, testigo de lujo del crecimiento de la estrella azulgrana

La historia de Braima Fati es muy peculiar, igual que la de Ansu Fati, aunque de momento los caminos de uno y otro se han desviado radicalmente, con mayor éxito para el hermano menor, que ahora es una de las estrellas del FC Barcelona. Nacido en Guinea Bissau en 1998, llegó en el año 2008 junto a su familia a Herrera (Sevilla) por motivos laborales de su padre, el exfutbolista Bori Fati.

Ansu y Braima firmaron desde muy pronto por el Sevilla FC, antes de fichar posteriormente por el FC Barcelona en el año 2012, cuando España ganaba la Eurocopa. Según publicó Mundo Deportivo, realmente el club azulgrana puso su punto de mira en Braima Fati, de la mano del carismático ojeador German Vaya, 'Mani', que igualmente advirtió del potencial de Ansu. Desde entonces, ambos fueron subiendo escalafones en La Masía, hasta que en la campaña 17/18 Braima empezó a encadenar cesiones.

CE Sabadell, Patro Eisden belga, FC Vilafranca, CD Calahorra y Santfeliuenc. Estos han sido los equipos en los que Braima Fati ha ido probando fortuna, destacando quizás principalmente en el CD Calahorra B, porque sus números en general no son muy prometedores. De hecho, en Bélgica marcó un gol en ocho partidos según datos de Transfermarkt. Y con solo 22 años, esta campaña ha terminado por desvincularse de manera definitiva del FC Barcelona, poniendo fin a su etapa como azulgrana.

Moha Traoré, protagonista de un camino opuesto al de Adama

Al contrario que los hermanos Fati, los caminos de Moha y Adama Traoré no han ido de manera paralela en casi ningún momento. Sus padres, de Mali, llegaron a Barcelona en los años 80, y en 1994 y 1996 nacieron ambos hermanos. Los dos comenzaron a jugar en La Florida, club de Hospitalet de Llobregat, y barrio donde se crió también Jordi Alba.

Con solo siete años, el FC Barcelona apostó por Adama, mientras que Moha se formó en el Badalona antes de fichar en el año 2012 por el rival de su hermano, el Espanyol de Barcelona. Los dos siguientes años encadenó cesiones en el AE Prat y el CF Badalona, hasta que en el año 2014 ficha por el Elche ilicitano, filial del Elche.

En la 15/16, mientras Adama Traoré dejaba la cantera blaugrana para fichar por el Aston Villa, Moha Traoré tampoco seguía en Elche y se marchaba al Córdoba CF. En el filial blanquiverde realiza su mejor temporada, con 10 goles en 32 partidos, y debuta en Segunda División con el primer equipo.

Y al tiempo que Adama seguía buscando su hueco en Inglaterra pasando por el FC Middlesbrough para luego asentarse en el Wolverhampton Wanderers, Moha pasa a la vez sin consolidarse por el Cádiz, el NK Istra 1961 croata, el Melilla, el Hércules y finalmente el Recreativo de Huelva.

Braima vuelve a los orígenes de los Fati, rumbo a Portugal

Este joven mediocentro, que puede jugar también en los costados, y que hablan de él como un futbolista con velocidad, regate y físico, apenas ha tenido recorrido en el mundo del fútbol de momento. No obstante, el tempranero presente de Ansu Fati en el conjunto de Ronald Koeman con solo 17 años hace que las comparaciones sean odiosas.

Lejos de la cantera muchas veces hace frío y cuesta dar el paso. No lo tuvo sencillo Braima Fati para encontrar destino, pero finalmente, según informa el medio portugués MaisFutebol, en el último día del mercado veraniego logró fichar por el Vitória de Guimarães B, equipo reserva del Vitória de Guimarães que juega en el Campeonato de Portugal, la tercera división del país.

Fati no fue anunciado porque no se espera que juegue con el primer equipo. Supone el regreso a un país donde su familia pasó parte de su infancia antes de trasladarse de manera definitiva a España. El Vitória de Guimarães quedó séptimo la temporada pasada y cuenta en sus filas con jugadores como Sílvio, con pasado en Atlético de Madrid y Deportivo de la Coruña, el internacional sub-21 español Pepelu, cedido por el Levante, o el mítico Ricardo Quaresma.

Lo último que se conoce de Braima Fati es que fue padre recientemente de una niña, Milena Fati Egea, ya que fue su tío, Ansu Fati, el que le dedicó su gol anotado al Ferencváros en la Champions League, algo que él mismo confirmó: “El pase de Frenkie de Jong es muy bueno y la dedicatoria que he hecho es para mi sobrina, porque mi hermano mayor ha tenido una niña”.

Nueva oportunidad para Moha en el Colombino

Apenas 18 goles ha metido Moha Traoré desde la temporada 2012/2013, tras haber estado en ocho equipos diferentes. En la 2016/2017 realizó su mejor curso con diez dianas, pero después no ha logrado jugar con regularidad ni encontrarse lo suficientemente valorado como para sentir confianza, acumular minutos, y recuperar eficacia goleadora.

Ahora en el Recreativo de Huelva, donde ya ha disputado las dos primeras jornadas de liga en Segunda B, espera de una vez por todas rendir a gran nivel y dar un salto que lleva buscando en los últimos años pese a su juventud.

Moha Traoré se asemeja en muchas facetas a Adama. Es rápido, muy fuerte, muy potente, tiene una gran arrancada y punta de velocidad, con un físico espectacular (aunque sin alcanzar lo de su hermano), y con desborde. Además, es capaz de jugar en la banda o como delantero, por lo que tiene todos los condicionantes para hacer grandes cosas, pero le falta madurez, pausa, y saber medirse para no ser tan impulsivo y tener mayores cifras goleadoras. Características similares a las de su hermano menor, pero sin la calidad y la exuberancia física que hacen de Adama un futbolista espectacular e internacional.