GRUPO G | JUVENTUS 0-BARCELONA 2

Morata reincide en su pesadilla con el VAR y el fuera de juego

El español lleva cinco goles anulados por el videoarbitraje de manera consecutiva. Los tres últimos, ante el Barcelona por offside.

Álvaro Morata está en estado de gracia en su regreso a la Juventus pero sigue negado con el VAR. Tal es su gafe con el videoarbitraje y el fuera de juego que lleva cinco goles anulados de manera consecutiva. Los tres últimos ante el Barcelona en Champions. El VAR ya le llevó por el calle de la amargura en su etapa como atlético y ahora se topa otra vez con él en la Serie A y en Europa. Allá a donde va, le persigue. Es lo que tiene vivir siempre al borde del fuera de juego, que a veces le juega malas pasadas.

Con la Juventus en liga ha tenido que saborear, por dos veces, la agridulce sensación de celebrar un gol y ver como el VAR anulaba el tanto por escasos milímetros. Cuatro puntos que volaron del zurrón de la Juventus, ya que los turineses cosecharon dos empates en sus encuentros. El pasado fin de semana (1-1, con el Hellas Verona en Turín) y en la jornada cuatro otro 1-1, en su visita al Crotone. Más su hat-trick fantasma ante Neto en Champions.

El atacante español, que se ha reencontrado con sus mejores sensaciones como bianconero, y está supliendo con goles la baja de Cristiano Ronaldo. El gol de la Juventus lleva su nombre. Morata ha marcado 3 goles, en cinco partidos. Una buena cifra, que podía ser bastante mejor si no fuera por su maldición con el videoarbitraje.

El VAR ya le amargó en el Atlético

Ya en su etapa en el Atlético de Madrid vivió una historia de amor-odio con el VAR. Hasta en cuatro jugadas intervino el videoarbitraje para anularle un gol por posición antirreglamentaria. Ante el Betis, tras el confinamiento, fue la última ocasión como rojiblanco que la rectificación del VAR le impidió celebrar el tanto. Las otros 'gatillazos' se dieron ante el Lokomotiv de Moscú en Champions; ante el Real Madrid en un derbi, tras una gran acción ante Courtois. La primera fue curiosamente frente a su actual equipo la Juventus en octavos de final de la Champions 2018-2019.

Solamente se llevó una satisfacción cuando el VAR le permitió repetir una pena máxima ante el Mallorca, tras marrar el primer lanzamiento. "No esperaba una alegría así del VAR". Una ayuda, que no alivia ese balance negativo que acumula el internacional español con el VAR y el fuera de juego. Su maldición sigue más vigente que nunca (como apunta Mister Chip, Morata lleva 11 goles anulados en 2020 por el videoarbitraje). El Juventus-Barça ha firmado otro capítulo.