INGLATERRA

Max Kilman, un internacional del fútbol sala en la Premier League

El central compaginaba el Helvécia Futsal con el Maidenhead United de la quinta división inglesa cuando el Wolverhampton llamó a su puerta.

Max Kilman.
Alex Pantling Getty Images

El debut de Max Kilman con el Wolverhampton en mayo de 2019, su único partido aquella temporada, supuso un logro con más de una década de antigüedad: se convirtió en el primer futbolista en fichar por un equipo de la Premier League desde un club no profesional, en este caso el Maidenhead United, de quinta división. Sin cesiones ni paradas previas: directamente al máximo nivel. El anterior caso fue el de Chris Smalling, once años atrás, cuando llegó al Fulham.

Los Wolves se fijaron en Kilman para reforzar la defensa de su filial, aunque tardó pocos meses en convencer al primer equipo. Tenía cualidades especiales, y esto no es un tópico como tantas otras veces: Kilman era distinto hasta el punto de que un año antes compaginaba sus partidos con el Maidenhead United formando parte del Helvécia Futsal... que, como su nombre indica, es un equipo de la primera división de fútbol sala de Inglaterra. Cuando el Wolves llamó a su puerta no sólo tuvo que elegir entre el profesionalismo o el fútbol sala, sino que tuvo que dejar atrás, cerrando de un portazo, su trayectoria en la selección absoluta: había disputado un total de 25 partidos internacionales, debutando a los 18 años.

Así explicaba Kilman los beneficios de jugar al fútbol sala: "Mucha gente dice que el fútbol sala te mejora técnicamente, pero a mí me ayudó más en la faceta táctica. Te hace más inteligente, mucho más consciente de lo que sucede y más rápido en lo que quieres hacer porque piensas más durante el partido". La temporada pasada disputó un total de 11 partidos con el primer equipo, sólo tres de ellos en la Premier League, pero fue titular en Anfield y en la eliminatoria contra el Espanyol de la Europa League. Nuno Espírito Santo confía en él y su destreza con el balón es un punto a favor de Kilman, habituado a jugar como central zurdo en una defensa de tres.

Aunque ya no es una cara nueva en el Wolverhampton, cada vez goza de más regularidad. De las cinco jornadas disputadas esta campaña, Kilman ha sido titular en las últimas dos: dos victorias contra el Fulham -el equipo que lo descartó de joven- y el Leeds, ambas sin recibir goles. En Elland Road incluso fue nombrado "Man of the Match".

Y los Wolves no han tardado en reaccionar ante su nivel: nuevo contrato hasta 2025.