ESPANYOL

El liderato del Espanyol nace desde el balón parado

Cuatro de los nueve goles han surgido así, y es la base defensiva. “Es importantísimo en el fútbol actual”, concede Fran Mérida. “Ponemos mucho énfasis”, destaca Puado.

ESPANYOL - MIRANDES GOL 1-0 FRAN MERIDA
Gorka Leiza Diario AS

Cuando todo el mundo creía que Fran Mérida iba a colgar al área el balón, en una falta botada en tres cuartos de campo del Mirandés, pasó Óscar Gil por delante, la pisó y dejó que el mediocampista tomara la opción de avanzar metros, chutar y marcar. De sorprender. De acertar con la estrategia por primera vez esta temporada y de confirmar que el Espanyol de Vicente Moreno –y de Dani Pendín, especialista en esta faceta– nace a balón parado. Por los goles anotados y por los que evita recibir.

"En el fútbol actual, el balón parado es importantísimo. Muchísimos partidos se deciden por eso y nosotros estuvimos acertados", subraya en los canales del club Mérida, autor de ese primer tanto ante los jabatos, que tuvo su sentencia con otro gol surgido de un lanzamiento de falta, el definitivo 2-0, botada por Adrián Embarba y cuyo rechace aprovechó Javi Puado. "Nosotros ponemos mucho énfasis cada semana en las jugadas a balón parado, porque sabemos que pueden dar puntos y partidos, y a la larga hace que el equipo siga creciendo", se congratula el canterano.

LaLiga SmartBank

Clasificación PTS PG PE PP
1Espanyol 16 5 1 1
2Fuenlabrada 13 3 4 0
3Sporting 13 4 1 1
Clasificación completa
Próximos partidos
Tenerife - Espanyol D-25/10 18:15
Espanyol - Ponferradina X-28/10 19:00
Málaga - Espanyol D-01/11 16:00
Calendario

*Datos actualizados a fecha 22 de octubre de 2020

Con estas dos dianas frente al Mirandés ya son cuatro las que el Espanyol ha anotado a balón parado, puesto que ante Albacete y Oviedo convirtió dos penaltis en los pies de Embarba y de Raúl de Tomás, respectivamente. Cuatro de nueve, es decir, casi la mitad de sus goles. Y lo que resulta igual o más importante: no ha recibido ningún tanto en esa suerte. El conjunto perico acumula hasta diez jugadores en su área en cada córner o falta, especialmente si es lateral, de sus adversarios. Una solidaridad que funciona.

En una categoría donde suelen mandar las defensas, la estrategia es altamente decisiva. Lo saben Moreno y Pendín, un especialista en juego aéreo ya como futbolista –tanto, que le costó un par de fracturas en el cráneo–, quienes pusieron en esa parte del juego las bases de sus dos ascensos consecutivos con el Mallorca, de Segunda B a Primera, y que vuelven a observar el resultado de su trabajo, que la pasada temporada no acabó de dar sus frutos: el primer gol de los bermellones a balón parado no llegó hasta transcurridas 20 jornadas, con los expericos Salva Sevilla y Antonio Raíllo como protagonistas.