DEPORTIVO

El Depor ya estudia solicitar ser sede del playoff final de ascenso

El club quiere un playoff a doble partido, pero por si la RFEF no cambia de idea, ya planifica la candidatura de Riazor como sede para la fase decisiva de ascenso.

Afición en Riazor en el Deportivo - Salamanca
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

La RFEF ha diseñado la nueva Segunda B con 102 equipos y un polémico sistema de competición. Muchos clubes no están de acuerdo con el arrastre de puntos y todavía más, entre ellos el Deportivo, con la fórmula elegida para el playoff final de ascenso. La Federación ha determinado que a esa última etapa llegarán 16 equipos que se cruzarán a un solo partido en una sede única todavía por determinar. El club coruñés aún confía en que se pueda variar el sistema establecido y que esos cruces sean a doble partido en los estadios de cada equipo. Este escenario, al margen de lo que suele costar un cambio de decisión de la RFEF, puede estar muy determinada por la marcha de la pandemia. Por este motivo en la Plaza de Pontevedra ya están planificando el plan B por si no hay corrección: presentar la candidatura de Riazor como sede para las eliminatorias de ascenso.

En el club coruñés entienden que hay muchos factores que juegan a favor del Deportivo para conseguir que A Coruña albergue esa fase final. La primera, la deportiva. El estadio de Riazor, que hace no demasiado tiempo acogía partidos de Primera, es posiblemente el mejor campo de Segunda B. Lo es por su césped, por las instalaciones del estadio y por la garantía de una iluminación perfecta para la televisión.

Además del estadio, para una fase final con 16 equipos las instalaciones de entrenamiento serán tanto o más importantes. El Depor tiene la ciudad deportiva de Abegondo, que cuenta con una superficie de 16.000 metros cuadrados con 7 campos de entrenamiento con las dimensiones de Riazor. A ellos suma otro de hierba artificial y seis de Fútbol siete. Además, A Coruña y sus alrededores disponen de la ciudad deportiva de La Torre, el campo de A Grela o el de Acea de Ama. A todo ello, puede sumar tres ciudades en menos de 100 kilómetros de radio que compiten en Segunda y Segunda B: Lugo, Ferrol (Racing) y Santiago (Compostela).

Otro factor también importante que esgrimirá el Deportivo es el histórico. El club coruñés, con 114 años de vida, es el primer campeón de Liga de la historia que compite en Segunda B, lo que potenciaría la propia fase final. A ello se añade la sensación de agravio que sigue latente en el club y la cuidad por el caso Fuenlabrada, tanto en lo deportivo como en lo económico. En este último sentido, la Cámara de Comercio de A Coruña cifró en 3 millones de euros las pérdidas que se ocasionaron. La fase final sería una forma de resarcir a una ciudad que cuenta con doce hoteles de cuatro estrellas y uno de cinco. A ello sumaría la oferta hostelera en la periferia y la cercanía de Santiago, Ferrol, Lugo e incluso Vigo (160 kilómetros).