CHAMPIONS LEAGUE

Champions League: ¿cuáles son los equipos clasificados que no juegan en las cinco grandes ligas?

Conoce a los 13 equipos pertenecientes al resto de ligas europeas que participan en la presente edición de la Champions: Oporto, Ajax, Ferencvaros...

Champions League: ¿cuáles son los equipos clasificados que no juegan en las cinco grandes ligas?

"Die Meister, Die Besten, Les Grandes Equipes, The Champions" volverá a resonar en nuestros televisores tras un parón mucho más corto del habitual. La COVID-19 hizo finalizar la Champions anterior el pasado 23 de agosto y en apenas dos meses vuelve la acción. Los favoritos son varios, Bayern como campeón, PSG como finalista y la terna eterna de candidatos (Real Madrid, Barça, Manchester City, Juventus...). Pero todos ellos comparten un foco común, el de las cinco grandes ligas del continente (España, Inglaterra, Italia, Alemania y Francia). Sin embargo, hay vida más allá de la urbanización principal e históricos como el Oporto o el Ajax representan al resto de competiciones. De los 32 equipos que forman parte del elenco inicial, 13, 12+1 para los supersticiosos, pertenecen al extrarradio, un 40.6 por ciento del total. Conozcámoslos y agrupémoslos.

Grupo A

Equipos del Big-5: Atlético de Madrid y Bayern de Múnich.

Equipos del resto de ligas: Lokomotiv de Moscú y Red Bull Salzburgo.

Lokomotiv y Salzburgo tendrán unos compañeros de viaje complicados. El conjunto energético llega como tirano de la Bundesliga austríaca, la cual ha ganado de manera consecutiva las últimas siete temporadas. El pasado año dieron guerra al Nápoles y al Liverpool, sobre todo hasta que Haaland y Minamino, sus dos máximas estrellas, pusieron rumbo a la Bundesliga (Borussia Dortmund) y la Premier (Liverpool, respectivamente. La presente temporada vuelven a liderar su país y Patson Daka (22 años) y Dominik Szoboszlai (19), delantero y centrocampista, son sus máximos exponentes.

Por su parte, el conjunto moscovita sucumbió al dominio del Zenit en la Premier League rusa y acabó en segunda posición. Repitiendo, eso sí, presencia europea. El curso pasado también compartió grupo con el Atleti, además de con Bayer Leverkusen y Juventus, y seguro que esperan un mejor resultado, ya acabaron últimos. En sus encuentros veremos a viejos conocidos de LaLiga como Fedor Smolov (ex del Celta) o Gregory Krychowiak (ex del Sevilla).

Grupo B

Equipos del Big-5: Real Madrid, Inter de Milan y Borussia Mönchengladbach.

Equipos del resto de ligas: Shakhtar Donetsk.

El campeón de nueve de las últimas once ligas ucranianas, otrora dominada por el Dinamo de Kiev, deberá exprimir toda la samba que tiene el equipo si quiere pasar de ronda o, al menos, luchar por el tercer puesto que les permita repetir presencia en la Europa League. Competición de la que fueron apeados en semifinales el pasado año por, curiosamente, el Inter de Milan. Tete, Dodo, Taison o Alan son algunos de los brasileños sovietizados a quienes no habrá que perder ojo.

Grupo C

Equipos del Big-5: Manchester City y Olympique de Marsella.

Equipos del resto de ligas: Oporto y Olympiakos.

Dos clásicos acompañarán a City y Marsella en este grupo C. El Oporto puede presumir de ser el último equipo que ha logrado rebatir el dominio de las ligas todopoderosas, con su 3-0 al Mónaco en 2004, con José Mourinho en el banquillo. Mucho ha llovido desde entonces y la forma presente no es la pasada. Este año vuelve a la Champions tras verse obligado a jugar en la Europa League en la 2019-20. El recién llegado Toni Martínez e Iván Marcado suponen la representación española en unos dragones reforzados a base de préstamos (Felipe Anderson, Marko Grujic y Malang Sarr, de West Ham, Liverpool y Chelsea) y que cuentan con el liderazgo del incombustible Pepe.

Los del Pireo marchan segundos de la Superliga de su país, tras el Aris, y recuperaron el mando local el año pasado, tras dos temporadas donde lo perdieron a manos del AEK y el PAOK. En Europa, Bayern y Tottenham les enviaron a la Europa League, al quedar por delante del Estrella Roja. Allí, el Wolverhampton les mandaría a casa en octavos. Ruben Semedo (ex de Villarreal y Huesca) y El Arabi (ex del Granada) sonarán en nuestro país.

Grupo D

Equipos del Big-5: Liverpool y Atalanta.

Equipos del resto de ligas: Ajax y Midtjylland.

Agrupación interesante en la que Atalanta, la revelación del curso pasado, y Ajax, la del anterior, tratarán de complicar a los de Klopp. Los holandeses, equipo en eterna reconstrucción, vieron como la Eredivisie se quedaba desierta a causa del coronavirus. Parte de los jugadores que le llevaron a las semifinales hace dos años (De Ligt, De Jong, Schone, Ziyech...) ya no están, pero Onana, Neres, Tadic o Tagliafico siguen a las órdenes de Ten Haag. Antony, extremo de 20 años llegado del Sao Paulo, es la nueva promesa a seguir.

El campeón danés tendrá mucho más complicado competir de igual a igual y su principal objetivo debe ser rascar algún resultado positivo que les haga soñar con el tercer puesto y, por ende, con la Europa League. Pione Sisto, tras su espantada del Celta, será una de las estrellas que, junto al brasileño Evander y el extremo australiano Mabil, más debe brillar si el Midtjylland quiere dar guerra verdadera.

Grupo E

Equipos del Big-5: Chelsea, Sevilla y Rennes.

Equipos del resto de ligas: Krasnodar.

Los Toros de Krasnodar vuelven a encontrarse con un equipo español en Europa, algo habitual en los últimos años. Sin ir más lejos, el curso pasado fueron apeados por Getafe y Basilea en la fase de grupos de la Europa League, el anterior les eliminó el Valencia en la misma competición y en la 2016-17 el Celta. No será sencillo, pero pueden aprovecharse de la falta de experiencia del Rennes más allá de la Ligue 1, aunque se antoja complicado. Wanderson aportará la samba brasileña y Suleymanov la sobriedad soviética.

Grupo F

Equipos del Big-5: Lazio y Borussia Dortmund.

Equipos del resto de ligas: Zenit y Brujas.

Uno de los grupos más igualados del sorteo, en el que los campeones ruso y belga pueden poner en dificultades a Lazio y Dortmund. Los de San Petersburgo siempre dan guerra. Sólo hay que echar un vistazo al Grupo G del pasado año, donde terminaron cuartos, pero a un solo punto del Lyon, segundo. Wendel, llegado del Sporting de Portugal, y Lovren, campeón de todo con el Liverpool, refuerzan un plantel en el que sobresalen Dzyuba y Azmun, su pareja de delanteros, y Malcom, ex del Barça.

Mientras que el Brujas, liderado por Vanaken y Diatta, espera ir más allá de los tres puntos logrados hace un año, aunque en su recuerdo queda el empate a dos en el Santiago Bernabéu ante el Real Madrid. El de la famosa gastroenteritis de Courtois. En la Jupiter League comandan la clasificación junto al Charleroi, mostrando que su buen estado de forma sigue vigente.

Grupo G

Equipos del Big-5: Juventus y Barcelona.

Equipos del resto de ligas: Dinamo de Kiev y Ferencvaros.

Grupo totalmente dividido y todo lo que no sean la Juve y el Barça pasando de ronda sería una sorpresa mayúscula. El conjunto entrenado por Mircea Lucescu, técnico más veterano de la competición, vuelve a la Champions, tras caer en la fase grupal de la Europa League el pasado año. El extremo italouruguayo Carlos de Pena y el delantero holandés Gerson Rodrigues son su mayor peligro ofensivo.

En tanto que el campeón húngaro aportará su parte de morbo al grupo gracias a Sergei Rebrov, su entrenador. El ucraniano es una leyenda del mejor Dinamo de Kiev de la historia, aquel que le hizo la vida imposible en Liga de Campeones al Barça de Van Gaal. En lo que respecta al verde, el pivote Igor Kharatin y el extremo noruego Tokmac Chol Nguen son sus jugadores más importantes.

Grupo H

Equipos del Big-5: RB Leipzig, PSG y Manchester United.

Equipos del resto de ligas: Istanbul Basaksehir.

El campeón turco ha tenido un comienzo liguero complicado y tras cinco partidos se encuentra en puestos de descenso. El equipo 'del Gobierno' logró quemar etapas a toda mecha y, en apenas seis años logró pasar de segunda división a levantar el campeonato. Este año han visto partir a Robinho, el jugador con más lustre de su historia reciente. El bosnio Edin Visca, el brasileño Giuliano o el turco Kahveci están llamados a liderar a este neófito cuyo principal objetivo debe ser aprender y rascar algún punto.