REAL MADRID

El 'atrapasueños' de Varane

Vuelve a oír el himno de la Champions tras su pesadilla particular en Mánchester, que le dejó muy tocado. El Shakhtar es su redención: Ramos jugará mermado por un golpe...

El 'atrapasueños' de Varane

El 7 de agosto, mientras el vestuario del Manchester City celebraba con música el pase a la fase final de Lisboa tras apear al Real Madrid con un 2-1 en la vuelta en el Etihad, Varane sintió un nudo en el estómago y quiso dar la cara. "Esta derrota es mía", se inculpó, tras pedir expresamente al departamento de comunicación del club ser uno de los madridistas que diera la cara. Tenía que hacerlo. "En lo bueno y en lo malo, asumo mi papel". Lo hizo porque vivió una auténtica pesadilla en Mánchester: tuvo directamente la culpa en los dos goles de los citizens. Errores demasiados gruesos para la elegancia y efectividad habitual del galo...

Aquello le dejó muy tocado y aunque durante las vacaciones hizo reseteo mental junto a los suyos, al regresar la competición aquel papelón en la Champions aún le pesaba en el alma. "Fue muy difícil de digerir, mis errores costaron mucho", aseguró en BeIN Sports. Pero el fútbol suele permitir la redención más pronto que tarde y el buen inicio liguero de Varane le toca refrendarlo en la Champions, territorio que se le ha vuelto a poner cuesta arriba al equipo blanco tras el trienio glorioso de la Undécima a la Decimotercera. Este miércoles volverá a oir un himno que hace tres meses fue el preámbulo de una de las peores pesadillas particulares del zaguero francés.

Ramos fue sustituido contra el Cádiz por un fuerte golpe en la rodilla izquierda.

El Shakhtar puede ser el atrapasueños que permita a Varane enterrar aquella nefasta noche como si fuera casi un mal sueño. "Esto no manchará su carrera", fue el ánimo de Rodrygo a su compañero centra en el Etihad. Los ucranios abren la Champions 2020-21 del Madrid y le dan una oportunidad a Varane para enterrar 'lo' del City porque tendrá además la ocasión de revivir, en parte, su papel en Mánchester. Allí no estuvo Sergio Ramos por sanción y ahora el capitán llega al estreno europeo mermado en sus facultades por ese fuerte golpe en la rodilla contra el Cádiz que le obligó a ser sustituido. Ramos jugará, pero Varane está obligado a tomar aún más la responsabilidad y más aún cuando aún no hay un lateral derecho natural disponible.

Europa es otro rollo

El atrapasueños es una figura poderosa en las culturas originarias de Norteamérica, siempre con forma de tela de araña para 'capturar' los malos sueños. A Varane le toca, paradójicamente, ser esa tela de araña en la que se estrelle este Shakhtar tan brasileiro. Lo está siendo a nivel doméstico junto a Ramos, sólo tres goles permitidos en cinco jornadas, pero Europa es otro rollo. Varane, que llegó aquel día a Mánchester como flamante campeón de Liga, bien lo sabe.