ITALIA

"Capello me quiso para el Madrid pero dije que no, quería jugar para el equipo de mi corazón"

Claudio Marchisio reconoce en una entrevista en Il Corriere de la Sera que tanto el Real Madrid como el Inter de Mourinho intentaron sacarle de la Juventus.

0
"Capello me quiso para el Madrid pero dije que no, quería jugar para el equipo de mi corazón"
NurPhoto NurPhoto via Getty Images

Claudio Marchisio pasó una temporada cedido en el Empoli y acabó su carrera en julio de 2019 en el Zenit pero su despedida fue en Turín porque a su modo de ver, el del club y el de los propios aficionados de la Juve, él nunca dejó de ser bianconero. El turinés jugó toda su vida en la Juventus, desde las categorías inferiores hasta llegar al primer equipo. Más de 20 años vistiendo la camsieta blanca y negra incluso aunque llegaran ofertas tentadoras desde Milán o desde Madrid.

La primera fue de Capello desde el Bernabéu en su último periplo en la capital. El entrenador italiano se quería traer a su compatriota para formar parte del equipo que ganó aquella Liga del clavo ardiendo con dos goles de Reyes en la última jornada. Desde Turín llegaron Emerson y Cannavaro pero Claudio, aún joven, quería triunfar en la Juventus. "Tenía 21 años y acababa de empezar a jugar en la Juventus y Capello, que estaba en Madrid, me quería. Dije que no porque yo quería jugar en el equipo de mi corazón, delante de mis padres, en mi ciudad", asegura este viernes en una entrevista en Corriere della Sera.

Años más tarde, sería Jose Mourinho el que quería que Claudio viajara a Milán para vestirle con los colores de uno de sus eternos rivales, el Inter. Claudio tampoco se dejó convencer. "Hubo contactos y dije que no. Las personas como Totti, De Rossi, Maldini o yo hicimos toda la carrera con los mimsmos colores. Nuestro apego a la camiseta no es negociable", explicaba.

Marchisio denegó la dos ofertas y acabó jugando 389 partidos oficiales con la Juventus, una importante marca aunque lejos de los 705 de Del Piero o los 670 de Buffon. En estos marcó 37 goles y ganó infinidad de títulos: siete Scudetti, cuatro Copas de Italia, tres Supercopas y también aquella Serie B después del descenso a causa del 'Moggigate'.