CÁDIZ | ÁLEX FERNÁNDEZ

"Quiero que mi nombre quede en la historia del Cádiz"

El madrileño habla para AS sobre la actualidad del Cádiz y el regreso a Primera. También recuerda la promoción de ascenso de la 2011-12 con el Castilla frente al Cádiz.

"Quiero que mi nombre quede en la historia del Cádiz"
ALVARO RIVERO DIARIO AS

Álex Fernández (Alcalá de Henares, Madrid; 15-10-1992, 27 años) afronta su cuarta campaña en el Cádiz, pero esta vez, en LaLiga Santander. El madrileño atendió a AS para hablar sobre el inicio de la temporada en Primera y de lo especial que será el encuentro del sábado frente al Madrid de su hermano Nacho, que además se jugará en el Di Stéfano, donde han compartido tantos años de fútbol en el Castilla. Mañana estará disponible la segunda parte de la entrevista.

- Mercado cerrado y Álex se queda en el Cádiz.

- Todos los mercados se escucha que hay opciones de que pueda salir. Este mercado ha habido algunas llamadas, pero mi intención era quedarme y seguir en casa. Estoy muy feliz de poder jugar en Primera con el Cádiz.

- La afición cadista le quiere mucho, ¿siente ese cariño?

- Me siento muy querido aquí por la gente. Son ya cuatro años y creo que por mi parte he hecho las cosas bastante bien. Al final la gente lo valora. Siempre he dicho que quería hacer algo grande con el Cádiz, ya he conseguido algo importante, pero quiero seguir dejando huella al cadismo.

- ¿Cómo vive el mercado un futbolista?

- Es difícil porque de un momento a otro te puede cambiar la vida, y no solo para mí, sino también para mi familia. Es complicado. Por un lado es positivo porque que llamen equipos al club o al agente para moverte significa que estás haciendo las cosas bien, pero también es un poco triste porque parece que en cualquier momento puedas terminar el proyecto aquí. De momento seguiré en el Cádiz, como mínimo, una temporada más.

- ¿Ha habido este mercado ofertas por Álex?

- Sé que han llamado varios equipos al club. Creo que ha habido una oferta medio en firme que el club rechazó de inmediato. Las demás, solo interés, llaman al club y como dice que no rotundamente pues no llega a nada.

- ¿Qué tal el inicio de la aventura en Primera?

- Hemos empezado muy bien, llevamos bastantes puntos, aunque creo que nos merecíamos alguno más. Veo al equipo bien, somos prácticamente el mismo bloque del año pasado, sabemos perfectamente lo que vamos a hacer y cómo lo vamos a hacer. Creo que podemos hacer un gran año. Si somos conscientes de la dificultad y la intensidad de esta Liga, si lo entendemos bien, seguro que disfrutaremos mucho del Cádiz en Primera.

- ¿Les costó mucho trabajo tras el ascenso ser conscientes de que estaban en Primera?

- La verdad es que sí. A mí personalmente me costó mucho. Además, con todos los problemas del coronavirus no hubo ni una gran celebración, ni actos… como que no éramos conscientes del ascenso. Ha sido todo muy rápido, ya estamos jugando en Primera, llevamos cinco jornadas. La realidad es que estamos en Primera y hay que disfrutarlo y, por supuesto, luchar para que el Cádiz pueda estar muchos años en Primera.

- La pena es no poder compartir con la afición ni el ascenso ni el inicio de la competición.

- Una de las cosas que todo el mundo te recuerda cuando llegas a Cádiz es el ambiente del ascenso de Segunda B a Segunda, el cómo se puso la ciudad, los festejos, la alegría de la gente… Ascender a Primera División con el Cádiz y no poder festejarlo con nadie es un poco triste, pero si todo va bien y hay una solución para el virus, podremos terminar la temporada con gente. Si nos mantenemos en Primera, ahí podremos hacer una buena celebración.

- ¿Se nota el salto de calidad?

- Sí que se nota. Al final todos los equipos son mucho mejores, con jugadores mucho más determinantes. Lo vivimos con el Sevilla, un partido controlado y tras una jugada polémica le das un poquito y te matan el partido. Eso poco a poco tenemos que ir mejorándolo y adaptándonos. En Segunda División teníamos esa suerte o hay menos calidad e incluso con fallos podías sacar el partido, pero en Primera ya no perdonan.

- Han tenido tres partidos en una semana a un alto nivel y con grandes rivales, ¿duelen las piernas?

- Tres partidos en una semana se notan mucho. Lo bueno es que después, con el parón, hemos podido descansar y desconectar, pero el equipo ha dado muy buena imagen, hemos sacado bastantes puntos (7) y creo que nos hemos merecido bastantes más, pero las sensaciones son muy buenas. Estamos compitiendo muy bien y estamos ahora mismo en una posición en la Liga privilegiada para estar tranquilos sacando puntos y adaptándonos a la categoría.

- Quizás el parón liguero haya llegado en el mejor momento, ¿no?

Tener un par de días libres siempre viene bien para aislarse un poco y luego preparamos el partido contra el Madrid. Va a ser un partido muy complicado, y más jugando allí, pero confío en que podamos darles un susto. Yo a mi hermano ya le he avisado.

- Regreso al Di Stéfano para recordar viejos tiempos.

- Ahí empecé con 17 años en el Castilla, ya han pasado 10 años. Para mí volver al Di Stéfano es muy especial. Allí conseguí un ascenso a Segunda División, además contra el Cádiz, he jugado muchísimos partidos… va a ser un día muy especial para mí más allá del resultado, que ojalá saquemos algo positivo, pero aunque tengamos la desgracia de tener un mal día o perdamos no va a ser bonito por el resultado, pero para mí siempre será un día especial.

- Que hablando del Castilla… en la temporada 2011/12 formaba parte de la plantilla que dejó sin ascenso al Cádiz de forma rotunda, pero ahora le ha dado un ascenso a Primera.

- Me acuerdo de esa eliminatoria. Nosotros llevábamos muy buen equipo y con mucha confianza. Nos salió todo redondo y aplastamos al Cádiz en Carranza por un 0-3 y luego un 5-1, fue una eliminatoria bastante rotunda. Parece que el destino me tenía que traer aquí para devolverle el ascenso, y encima a Primera División, que creo que incluso he mejorado lo que le debía al Cádiz.

- Mirando el partido con la perspectiva del tiempo, la plantilla de ese Castilla está prácticamente toda en Primera.

- Era un equipo brutal, están casi todos en Primera División y en muy buenos equipos. Bajo mi punto de vista la diferencia era muy grande, no sé si estoy en lo correcto. Nosotros al jugar en el Castilla no teníamos presión por el ascenso, si no lo conseguíamos la mayoría teníamos equipos para salir a equipos de Primera División o incluso subir al primer equipo. Confiábamos muchísimo en lo que hacíamos. Esa temporada creo que terminamos primeros sacándole 16 puntos al segundo.

- ¿Cómo recuerda ese primer contacto con el Cádiz?

- Llegamos a Cádiz y me acuerdo del ambientazo. Cuando llegamos al campo recuerdo a los jugadores del Cádiz muy nerviosos y se les notaba que la situación les podía superar un poco y ahí nosotros supimos que ya empezábamos con el 0-1. Éramos un grupo de chavales jóvenes con muchísimo talento, que llevábamos una temporada brutal, sin ningún tipo de presión ni nervios y enfrente tienes a un equipo con muchísima presión social y deportiva y, encima, nerviosos. Antes de que pitara el árbitro ya íbamos ganando.

- ¿Cómo se están integrando los nuevos fichajes?

- Se están adaptando a las mil maravillas. Son muy buenos chicos. Entienden perfectamente lo que es el equipo, el ambiente es buenísimo. Tenemos una familia grande. Sé que suena a tópico lo de la familia en el fútbol, pero es el mejor vestuario en el que he estado y la verdad es que es fácil adaptarse. Si seguimos en esa línea de respeto y amistad dentro del vestuario, después en el campo los resultados serán más positivos.

- ¿Cómo reciben la noticia de que Cifuentes cuelga los guantes?

- Habíamos escuchado algunos rumores, pero no teníamos nada claro. Tampoco queríamos meternos porque es una decisión muy personal y de club. Si ellos han llegado a esos acuerdos es porque es lo mejor para ambas partes. Venía un poco triste porque al final creo que tiene que ser muy duro llegar al momento de la retirada, pero va a seguir cerca de los jugadores y del club. Cifuentes es una persona muy importante que ha hecho cosas muy importantes en el club y vamos a seguir teniéndolo cerca.

- ¿Ha encontrado en el Cádiz su madurez profesional?

- Todos los jugadores pasan por altibajos, hasta los mejores. No me considero ni mucho menos ni Messi ni Cristiano, pero siempre he pensado que podía hacerlo bien en el club en el que jugase y me ha costado tiempo. No me arrepiento de ninguna de las decisiones que tomé en el pasado porque me han traído hasta Cádiz, a hacer las cosas muy bien y a ser uno de los líderes del equipo. Espero que siga siendo así y que las siguientes decisiones que vaya tomando me ayuden a seguir creciendo con el club.

- Llegó a Cádiz siendo el hermano de Nacho, pero ahora Nacho es el hermano de Álex en Cádiz.

- Llegué en un momento complicado para mí en lo deportivo y encontré mi sitio en el mundo por la forma de vivir, por lo deportivo… he ido en línea ascendente y sigo pensando que puedo crecer mucho más. El año pasado fue mi año de explosión. Lo he dicho muchas veces, quiero hacer historia en el Cádiz, he hecho algo importante ascendiendo a Primera, pero quiero ser un jugador muy importante y el día que me tenga que retirar, si es aquí, o me tenga que ir, quiero que el nombre de Álex Fernández se recuerde para siempre. Va por buen camino mi historia con el Cádiz. Aún me quedan dos años más de contrato y sigo pensando que me queda una larga historia aquí.

- Objetivo para esta temporada del equipo y objetivo a nivel personal.

- En lo colectivo, por supuesto, la permanencia. Me gustaría que tuviéramos una temporada tranquila y no estar asfixiados hasta la última jornada. Creo que si hacemos las cosas bien podemos estar peleando por esa permanencia sin agobiarnos muchísimo. Y en lo personal seguir siendo un referente para mis compañeros dentro del campo; para la afición, que cuando me vean en el campo se sientan identificados con lo que es el Cádiz; y seguir metiendo goles y dando asistencias. Para mí es muy importante y es algo que me hace seguir creciendo como jugador.