BARCELONA

Histórico: 19.380 firmas contra la gestión de Bartomeu

Es el intento de Voto de Censura con más firmas de siempre. La Junta debe fijar en 20 días el referéndum. Se necesitan dos tercios de sí a la moción para derrocar al presidente.

19.380 apoyos (a falta de 219 firmas dudosas). Ese es el ya histórico número oficial de socios que, descontentos con la gestión del presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, han puesto su firma a las papeletas que rubrican que sigue adelante el Voto de Censura promovido por la plataforma Més que una Moció, integrada por tres precandidatos (Jordi Farré, Víctor Font y Lluís Fernández Alá) y ocho grupos de opinión. La Mesa del Voto de Censura del Barça anunció este jueves el cierre del recuento de firmas con estos datos:

De las 20.687 firmas presentadas por los organizadores de la moción de censura, todas ellas ya tramitadas, un total de 19.380 son válidas, 1.088 nulas y 219 son dudosas, y este viernes la Mesa terminará el proceso de su validación o no.

A partir de ahora, la Mesa del Voto de Censura comunicará los datos a la Junta directiva del Barça que, en un plazo de entre diez y veinte días, tendrá que fijar una fecha para el referéndum que juzgará la gestión de Bartomeu. Eso, si es que las autoridades sanitarias permiten que haya votación. En principio, y aunque el club azulgrana no tiene el OK definitivo de la Secretaría de L'Esport ni de la Secretaría de Salut Pública, la votación se podrá realizar. Una vez fijada la fecha, esta será válida si vota al menos un 10% de la masa social del Barça (unos 11.000 socios de casi 110.000 abonados). Si dos tercios de los votantes apoyan el Voto de Censura, Bartomeu y la Junta directiva deberán dimitir.

Es el intento del Voto de Censura con más firmas de la historia. En la que se arrancó contra Josep Lluís Núñez en 1998 se recogieron 6.014 firmas. En la que sufrió Joan Laporta, hasta 9.473 socios firmaron para que se votase su gestión y se aprobase o no en 2008. La movilización contra Bartomeu ha movido al doble de socios según el recuento oficial. Ahora, cuando las autoridades sanitarias lo permitan, es el momento de votar.