PONTEVEDRA 1-2 DEPORTIVO

Beauvue rescata al Deportivo ante un Pontevedra con diez

Un buen Pontevedra se adelantó con gol de Adrián Cruz en el 75' tras la expulsión de Charles. El Depor remontó con la conexión Keko-Beauvue en el tramo final.

Borges disputa un balón con el granate Romay.
XIADAS DIARIO AS

Pontevedra y Deportivo disputaron en Pasarón un partido que de amistoso tuvo poco más que el nombre. Ambos conjuntos, que parten como grandes favoritos en el subgrupo A del primer grupo de Segunda B, fueron a por todas desde el primer minuto, con un ritmo y una presión más propia de un duelo oficial. Los dos técnicos, además, apostaron por esquemas parecidos, apoyándose en sus parejas de delanteros para crear peligro.

Abrieron fuego los granates, gracias al entendimiento entre Rufo y Charles, que generaron las dos primeras ocasiones. Carlos Abad estuvo acertado para resolver un mano a mano ante el ex del Eibar. Respondió el Depor a balón parado. Bergantiños apareció en el primer palo para cruzar el balón con un cabezazo al que respondió Mario a la perfección.

A pesar de que Gandoy y Nacho se posicionaban por dentro para ofrecerle opciones a Borges y al propio Bergantiños, al conjunto blanquiazul le costó mucho salir de la cueva ante buena presión del Pontevedra. Pocos acercamientos más tuvieron los herculinos, con Miku y Adri Castro moviéndose bien, pero demasiado desasistidos.

Cambio al 4-3-3 con Keko y Lara amenazando

Vázquez probó por primera vez en lo que va de pretemporada un 4-3-3, con Keko y Lara abriendo el campo y amenazando en el uno contra. Esta disposición hizo que el Pontevedra retrasara su presión y generó las primeras ocasiones blanquiazules, que tuvieron el contratiempo de la lesión de Salva Ruiz. Tuvo dos muy buenas Nacho González llegando desde atrás, pero sus remates se fueron desviados.

Pero los locales no se amilanaron y a pesar de quedarse con diez por una expulsión de Charles, que recibió dos amarillas en tres minutos, y consiguieron ponerse por delante. Oier aprovechó una pérdida en el centro del campo para montar una contra y plantarse solo en el área. Esperó la llegada de Adrián Cruz, que a placer batió a Carlos Abad.

Fue entonces cuando el conjunto blanquiazul sacó su orgullo. Y como ya hiciera ante el Fuenlabrada en el último partido de la pasada temporada, tirando del acierto de Beauvue para remontar. El de Guadalupe transformó primero un penalti cometido sobre Keko y minutos después remató un centro del propio centrocampista madrileño en una falta lateral. Logró la victoria el Deportivo, pero el Pontevedra presentó su más que seria candidatura para competir de tú a tú con el cuadro coruñés.