MERCADO DE FICHAJES

La operación salida exprés que exige el superproyecto del Chelsea

Con un gasto de 250 millones el Chelsea ha sido el gran animador del mercado y en estas últimas horas debería ser el protagonista de múltiples salidas.

La operación salida exprés que exige el superproyecto del Chelsea
ADRIAN DENNIS AFP

En un mercado protagonizado por las necesidades económicas que la crisis del COVID-19 ha creado en la gran mayoría de clubes, el Chelsea parece haber estado jugando a otro juego. El equipo londinense se ha vuelto a poner manos a la obra y Abramovich, a través de su mano derecha Marina Granovskaia, ha decidido volver a crear un super proyecto en Stamford Bridge.

Mientras el resto de equipos del mundo han hecho lo imposible para cuadrar las cuentas de este difícil curso, el Chelsea se ha gastado casi 250 millones de euros entre Kai Havertz (80), Timo Werner (53), Ben Chilwell (50), Hakim Ziyech (40) y Edouard Mendy (24). En contrapartida tan solo han ingresado 74 millones, correspondientes a las ventas de Mario Pasalic (15), Nathan (3) y Álvaro Morata (56), debido a que el fichaje del español por el Atlético se hizo efectivo en el mes de julio.

Los números dejan un balance de -173,20 millones lo que sumado a la extensísima plantilla con la que cuentan los blues, 35 jugadores, pone en evidencia que en estas últimas 48 horas de mercado el Chelsea necesita hacer una operación salida numerosa y exprés.

El primer jugador que aparece en la rampa de salida es Marcos Alonso. El lateral español que tan importante fue en el proyecto de Conte, ha roto completamente su relación con Lampard después de la discusión que tuvieron cuando Alonso se quiso subir al bus tras ser sustituido al descanso contra el West Brom, momento en el cual el Chelsea perdía 3-0. Ya la temporada pasada tuvo un protagonismo intermitente disputando tan solo 18 partidos de Premier League, y tras el fichaje de Ben Chilwell, el español lo tenía aún más difícil para contar con minutos. La discusión con Lampard y la no convocatoria contra el Tottenham certifican casi al 100% su salida. Un reencuentro con Antonio Conte en el Inter parece lo más factible pero tampoco se puede descartar a la Juventus.

La situación de Marcos Alonso supone una gran noticia para un jugador que a principio de verano tenía pie y medio fuera de Londres. Emerson fue el lateral izquierdo que la temporada pasada se alternó minutos con Marcos e incluso Azpilicueta, teniendo menos importancia que el ex del Real Madrid. Todo apuntaba a una salida, pero los últimos acontecimientos invitan a pensar que Lampard lo ha elegido a él como suplente de Ben Chilwell. A pesar de ello, el brasileño tiene buen cartel en italia, donde jugó con la Roma, y Goal informa de que el Inter está interesado, SportMediaset apunta al Nápoles y La Stampa a la Juve.

Los laterales no es el único punto en el que el Chelsea tiene que aligerar fichas, sino que también se esperan bajas en su polémico centro de la defensa. En primer lugar Malang Sarr saldrá casi con total seguridad cedido. Los blues se hicieron con el jugador valorado en 16 millones (vía Transfermarkt) gratis en una gran oportunidad de mercado al terminar contrato con el Niza, pero el francés de 21 años no tiene hueco en la plantilla. Telefoot informa de que el Saint-Étienne le quiere cedido después de haber vendido a Wesley Fofana al Leicester. En Stamford Bridge creen en Sarr pero consideran que necesita una cesión para seguir creciendo.

Con el francés fuera de la plantilla, el equipo seguiría contando con cinco centrales, el recien llegado Thiago Silva, Tomori, Zouma, Rudiger y Christensen. El Chelsea ha empezado esta temporada con los mismos problemas defensivos que el año pasado y quitando al brasileño parece que ninguna de las otras opciones encanta a Lampard. Christensen ha sido titular todos los partidos de liga menos contra el Crystal Palace en la última jornada, Zouma ha jugado todos los partidos salvo en el empate contra el West Brom, Rudiger aún no ha contado con minutos y el joven Tomori ha disputado los dos partidos de la Copa de la Liga y 45 minutos contra el Liverpool.

Debido a su edad, 25 años, Zouma sería el jugador con que el que mayor caja se podría hacer, pero fue el más utilizado por Lampard la temporada pasada y este año apunta en la misma dirección. Christensen fue uno de los más criticados pero su aparición en todos los partidos de Premier League, a excepción del último, invita a pensar que Lampard lo quiere. Eso deja tan solo en la rampa de salida a Rudiger y a Tomori. El primero, cuando no estuvo lesionado, jugó casi todos los minutos el año pasado pero el hecho de que se haya quedado fuera de la convocatoria en cinco de los seis partidos hace pensar que será el que salga. Algunos rumores le relacionaban con el PSG y The Mirror informa de que Tottenham y West Ham le quieren en forma de cesión, pero que el Chelsea solo aceptará si amplía por un año su contrato que termina en 2022. Sky Alemania apunta a que Inter y Roma, equipo en el que jugó antes de llegar a Londres, también están interesados en el central. Por su parte, Tomori ha estado relacionado todo el verano con una cesión al Everton pero en estos últimos días Lampard ha dado señañes de contar con él, por lo que finalmente se podría quedar.

En el centro del campo los blues también cuentan con un importante overbooking y esta vez repleto de jugadores que directamente son descartes. Bakayoko es el ejemplo más claro y es que el jugador que costó 40 millones en 2017 no cuenta para Frankie y las dos últimas temporadas se las ha pasado cedido, primero Milan y luego Mónaco. El Milan era el equipo más interesado en recuperarle pero esta vez el Chelsea quiere que la cesión incluya una opción de compra obligatoria cercana a los 30 millones. Por ello según The Sun o Goal, el PSG se habría adelantado y sería ahora el favorito para hacerse con el centrocampista. A pesar de ello el periodista Nicoló Schira indica que el jugador aún sigue esperando al Milan.

Loftus-Cheek es otro de los que apunta a salir. El prometedor canterano del Chelsea ya tiene 24 años y después de perderse casi toda la temporada pasada por una lesión, este año no ha comenzado con buen pie. Fue titular en el estreno liguero ante el Brighton pero su mal rendimiento le ha dejado fuera de la convocatoria en el resto de cinco partidos. Segun The Athletic cuenta con el interés del Southampton pero las 100.000 libras semanales que suponen el salario del jugador, dificultan la operación. El formato del traspaso debería ser una cesión en la que el Chelsea se hiciese cargo de parte del sueldo. No sería de extrañar tampoco que el jugador que solo ha jugado 288 minutos en los últimos 16 meses se quedase.

En la lista de descartes del centro del campo aparece también el nombre de Danny Drinkwater. El que fuera campeón de la Premier con el Leicester ha fracasado rotundamente en Londres y ya el año pasado estuvo cedido en el Burnley y el Aston Villa. En Stamford Bridge no cuentan con él y según Radio Esport Valencia, el Valencia podría estar muy interesado en hacerse con él en calidad de cedido. El Chelsea asumiría parte de su salario, como ya hizo el año pasado, y en principio no habría una opción de compra.

  • Centrocampista
  • Inglaterra

El último centrocampista con pie y medio fuera del equipo es Victor Moses, el cual jugó la temporada pasada cedido en el Inter de Conte. El propio Lampard ha confirmado que el jugador no está entrando con el primer equipo por lo que parece claro que saldrá del Chelsea antes del cinco de octubre.

Llegamos al final de esta interminable operación salida con quizás el nombre más interesante, Callum Hudson-Odoi. El extremo es una de las perlas que recientemente han salido de la academia del Chelsea, pero la sensación de que no termina de explotar y los grandes fichajes que ha hecho el equipo en la parcela ofensiva, le complican mucho la progresión. La temporada pasada entre lesiones y suplencias se quedó tan solo en 1609 minutos y en este inicio de temporada a pesar de las lesiones de Ziyech y Pulisic tan solo ha jugado 55 minutos entre los tres partidos de Premier, eso sí, disputando los 90 minutos en los dos enfrentamientos de Copa.

Según las informaciones de The Athletic, el Chelsea está buscando una salida en forma de cesión y Sky Alemania apunta a que sería el Bayern el equipo interesado en hacerse con los servicios del joven jugador inglés. Lo más probable es que la operación se cerrase en forma de cesión, pero no se han dado a conocer más detalles.

Punto a parte supone el tema de Kepa Arrizabalaga el cual ha continuado teniendo fallos en este inicio de temporada y en principio ha perdido la titularidad de forma definitiva con el fichaje de Edouard Mendy. Al Chelsea le gustaría conseguir una salida pero su alta ficha, 165.000 euros, dificulta en gran medida una cesión y el Chelsea no quiere ni pensar en una venta que no le permita recuperar gran parte de los 80 millones que invirtieron en él hace dos años.

Hasta un total de nueve operaciones son las que podría tener en mente el Chelsea en estas últimas 48 horas de mercado. Bakayoko, Drinkwater y Moses son los movimientos que más quebraderos de cabeza estarán produciendo a Marina Granovskaia ya que se tratan de jugadores completamente descartados por Lampard pero que suponen una masa salarial considerable, más de seis millones el francés y más de cinco millones y medio el inglés.

El Chelsea es un equipo que nos tiene acostumbados a tener una legión de cedidos repartida por Europa pero el superproyecto montado este año exige una operación salida más grande de lo habitual. A las salidas de Ross Barkley, Michy Batshuayi, Davide Zapacosta, Mario Pasalic, Kenedy, Matt Miazga, Ethan Ampadu, Jamal Blackman, Danilo Pantic, Lewis Baker, Nathan, Willian y Pedro, estos dos últimos tras terminar contrato, se les podría unir varios nombres en estas últimas horas de mercado. La revolución de Abramovich para volver a crear un Chelsea campeón así lo exige.