ELCHE

Boyé, el goleador del Elche con 10.000 bloqueados en redes

A sus 24 años, el delantero suma seis años de experiencia y muchas críticas en su etapa en Argentina. Él mismo reconoció que no las llevaba bien.

Boyé celebra su gol con el Elche.
Juan Manuel Serrano Arce Getty Images

Tras las malas sensaciones ante la Real Sociedad en el primer partido tras el ascenso a Primera, el Elche ganó una bocanada de oxígeno en el triunfo por la mínima ante el Eibar. El gran protagonista del duelo fue Lucas Boyé, autor del único gol del partido. El delantero, prácticamente un recién llegado, recogió un rechace en el interior del área, se orientó el balón con la rodilla, se dio la media vuelta y conectó un potente derechazo que se coló ajustado al palo izquierdo de la portería defendida por Dmitrovic. Lo celebró con rabia. Lo suyo fue llegar y besar el santo. Un jugador de 24 años que, sin embargo, tiene ya una larga trayectoria en el mundo del fútbol.

De hecho, no es su única experiencia en España, ya que pasó por el Celta de Vigo en el año 2018. Antes, vivió su primera experiencia como profesional en el fútbol argentino, concretamente en River Plate (2014-16) y Newell's (2015-16, en calidad de cedido), donde tuvo que lidiar con numerosas críticas, que no supo afrontar quizás por su juventud. Nacido en 1996, el futbolista solo tiene 24 años y, en su día, vivió la responsabilidad que suponía defender las camisetas de clubes argentinos con apenas la mayoría de edad en su carnet de identidad.

En una entrevista a TyC Sports, el goleador del Elche reconoció abiertamente su problema con los insultos, cuando ya era jugador del Reading: "Entre Instagram y Twitter tengo más de 10.000 personas bloqueadas. Desde muy pequeño he tenido que convivir con las críticas y antes eso me afectaba, pero ahora estoy mucho mejor. Una vez se filtró mi número de Whatsapp y no me dejaban de agregar a diferentes grupos. Todos tenían un mismo objetivo, que era criticarme". El futbolista, con 125.000 seguidores en su cuenta de Twitter, apenas comparte mensajes más allá de tuits de sus equipos o alguna fotografía personal.

Por el momento, no se ha ganado las críticas en Elche. En lo que era su debut con la camiseta ilicitana, marcó el gol decisivo, además de gran calibre. Almirón le colocó en el once titular, pese a que apenas había completado una sesión con sus compañeros, y alabó su esfuerzo en conferencia de prensa: "Boyé hizo un gran gol. Llevaba tiempo sin jugar y aguantó lo que pudo. Solo ha hecho un entrenamiento con el equipo y no era fácil jugar como lo hizo. Sobre todo realizó un gran trabajo físico para sus compañeros. Aguantó mucho la pelota y a partir de ahí empezábamos a atacar".

Boyé, en su presentación, se mostró ambicioso con lo que está por venir y afirmó estar cerca de su madurez futbolística: "En los equipos en los que he estado he aprendido cosas y mi cabeza ha ido adquiriendo información que me ayuda a mejorar. Soy un jugador de pelea, que me gusta el roce y sacrificarme por el equipo. Es cierto que en mis estadísticas no aparecen michos goles, pero tampoco he jugado como referencia, sino con otro delantero o en la banda. Espero poder reinvindicarme". Dicho y hecho, su primer partido fue un éxito y apunta a afianzarse en la titularidad si sigue a este nivel.