OSASUNA | ITALIA

Las vidas cruzadas del Chimy Ávila y Zaniolo

En enero, tanto el Chimy Ávila como Nicolò Zaniolo sufrieron una rotura de ligamento cruzado, pero, ocho meses después, han vuelto a caer, justo de la rodilla contraria.

0
Las vidas cruzadas del Chimy Ávila y Zaniolo
Montaje AS

Doce días. Esa fue la diferencia entre la rotura de ligamento cruzado de la rodilla derecha de Nicolò Zaniolo y la rotura de ligamento cruzado de la rodilla izquierda del Chimy Ávila. En aquella ocasión, ocurrió en el mes de enero, donde todavía se jugaba al fútbol con público en las gradas y el coronavirus aún quedaba lejos. En el caso del futbolista italiano, ocurrió durante un partido contra la Juventus en el Olímpico de Roma. Mientras que, por parte del argentino, fue en su visita con Osasuna al Levante en el Ciutat de Valencia.

Ocho meses después, las vidas del argentino de Osasuna y el italiano de la Roma se han vuelto a cruzar. Esta vez, con dos días de separación. El 7 de septiembre, en el Amsterdam Arena, era el minuto 42 cuando Zaniolo cayó al suelo en una puja con Van de Beek y se empezó a retorcer en el suelo. Inmediatamente, sus manos fueron a la rodilla, pero, en esta ocasión, a la izquierda. Tuvo que ser sustituido por su gran amigo Moise Kean. Precisamente, el mismo día que la joya italiana volvía a jugar con la 'Nazionale' por primera vez de titular desde su lesión en enero.

Luego, el 9 de septiembre, durante un entrenamiento vespertino en el que Osasuna preparaba el estreno liguero en la nueva temporada, el Chimy Ávila repitió la misma acción que su "homónimo", lo que provocó un corrillo de todos los futbolistas. Los gestos de dolor hacían presagiar lo peor. A las pocas horas, se confirmaron las malas noticias. Nueva rotura del ligamento cruzado, pero, como el futbolista italiano, no se trataba de una recaída, sino de una lesión nueva en la rodilla contraria.

Ahora, la pregunta está más que clara. ¿Por qué? ¿Casualidad? Lo normal en estos casos es que un futbolista recaiga de la misma rodilla operada. Sin embargo, son varios los que apuntan a que, durante el proceso de recuperación, los excesos en fortalecer la maltrecha, hacen que se "descuide" de algún modo la sana, de ahí que pueda existir una posible debilidad y pueda facilitar la lesión.

No obstante, hay una diferencia en las trayectorias de ambos en las fases de recuperación. Mientras que Zaniolo sí volvió a los terrenos de juego en el fin de la temporada de Serie A, acortando plazos, el Chimy no llegó a disputar ningún minuto con Osasuna. Es más, el italiano fue incluso titular en los dos últimos encuentros de la Roma en el dicho curso (la jornada 38 contra la Juventus y los octavos de final de Europa League frente al Sevilla).

El destino ha querido volver a juntar los caminos de dos futbolistas que nada tienen que ver el uno con el otro. Ningún tipo de relación de parentesco, de equipos, ni siquiera de selecciones. Uno de de la Toscana, con 21 años. Otro de Rosario, con 26. Eso sí, si hay algo que les une, está claro que eso es el ejercicio de superación, tanto físico como mentalmente, que ya demostraron una vez, y que lo harán una segunda. Sin duda, dos jugadores que LaLiga y la Serie A echarán de menos en el inicio de sus competiciones.