BARCELONA

Los Mossos ven indicios de delito en el 'Barçagate' y el club lo niega remitiéndose a la auditoría

La policía autonómica informa al juez que ven puede haber delitos económicos con beneficio personal en el caso de I3 Ventures.

Los Mossos ven indicios de delito en el 'Barçagate' y el club lo niega remitiéndose a la auditoría
ALBERTO IRANZO DIARIO AS

Nuevo giro de guión en el terremoto que vive el Barcelona, donde no hay una jornada tranquila. Según informaba el diario El Mundo, los Mossos de Esquadra han presentado un primer informe al juzgado de instrucción número 13 de Barcelona en el que sostienen que pudo haber delito en el Barçagate, referente a la contratación de la empresa I3 Ventures para monitorizar las redes sociales del club.

La policía catalana sostiene que desde el club se pagó un sobreprecio cercano al 600 % a la empresa I3 Ventures, que no se cumplieron los trámites habituales en el trafico comercial burlando los controles internos de la propia entiudad. Añaden que el despido de Jaume Masferrer, mano derecha de Josep Maria Bartomeu sería “simulado”, aunque el Barcelona nunca comunicó este extremo.

Cree el informe policial que podría haberse incurrido, siempre según la información de El Mundo, en un presunto delito de administración desleal, tráfico de los negocios de una manera “muy contundente”, según explicó a RAC1 Esteban Urreiztieta, autor de la noticia junto a Orfeo Suárez. Ahora la jueza de instrucción deberá tomar las decisiones pertinentes aunque los Mossos piden que se cite a declarar a los responsables del club.

Además, añaden que una auditoria encargada por una parte interesada no es concluyente refiriéndose así a la manera como el Barcelona quiso zanjar este caso tras el informe de Price Waterhouse Coopers. Hay que recordar que los Mossos entraron en las oficinas del club para recopilar información a raíz de la denuncia de un grupo de socios.

 El Barcelona lo niega y se remite a la auditoria

Fuentes del FC Barcelona han explicado a EFE que "el club se remite, una vez más, al informe de la auditoría de PriceWaterHouseCoopers (PWC), el cual concluye que no hubo corrupción y que no se pagó ningún sobreprecio por el servicio contratado".

Estas mismas fuentes recuerdan que el procedimiento se encuentra bajo secreto de sumario y que, por lo tanto, "el club no ha tenido acceso al informe objeto de esta información y, en consecuencia, no puede hacer ninguna valoración". Por otro lado, también aseguran que "la auditoría concluye que por parte del club no se encargó ningún servicio destinado a difamar o menospreciar el buen nombre de personas o instituciones, y que la junta directiva fue informada en todo momento".

Según la información de 'El Mundo', los Mossos dudan de la auditoría de PWC. "No se puede dejar de lado que habría estado encargada por los presuntos autores de los eventuales delitos", dice el informe policial que habrían entregado el 20 de mayo al Juzgado de Instrucción Número 13 de Barcelona, quien está llevando a cabo la investigación del caso.