ESPANYOL

Álex, la estrella del Cádiz que llegó muy pronto a Cornellà

El mediocentro, que ha participado en el 40% de los goles del equipo amarillo, se reencuentra este domingo al Espanyol, su primer club tras dejar el Real Madrid.

Álex Fernández.
ALVARO RIVERO

Con apenas 21 años, y después de pagar 500.000 euros al Real Madrid, Álex Fernández abanderó el mercado de fichajes más austero que se recuerda en el RCDE Stadium, en de la campaña 2013-14 liderado por Óscar Perarnau con Javier Aguirre en el banquillo. Todos los jugadores llegaron procedentes de Segunda, sin apenas gastar dinero, en un curso en el que el Espanyol se salvó virtualmente en invierno y coqueteó tímidamente con Europa poco después.

Álex Fernández fue presentado por todo lo alto como una gran apuesta de futuro, pero el mediapunta no encontró su sitio. Demasiado tierno, le faltó derribar la puerta, también sin oportunidades porque el técnico mexicano prefería otro perfil. Participó en 24 partidos, pero solo jugó tres de titular. Una asistencia contada fue su mejor logro. La afición lo pedía, pero el juego del equipo iba por otro sentido. El curso siguiente, ya con Sergio González, solo participó en cinco partidos y se marchó. Rijeka croata, Reading inglés y el Elche. Hasta que le llegó el Cádiz.

Esta tarde en Marbella se miden ambos equipos (18:45) y Álex Fernández es la estrella del conjunto amarillo. Alumbró desde el primer día, aunque ha sido esta temporada cuando realmente ha explotado y se ha convertido en un futbolista trascendente. Solo se ha perdido un encuentro, todos ellos en la mediapunta, con libertad. Ha anotado 13 tantos, ocho de ellos de penalti, donde se muestra infalible. Ha participado en el 40% de los goles.

Se ha convertido en un icono, y el presidente del Cádiz, Manuel Vizcaíno, comentó que solo se iría de la entidad si alguien abona la cláusula de 20 millones. La madurez le llegó tarde al madrileño, que volverá a jugar en Primera seis temporadas después de su etapa en el Espanyol. Mientras tanto, los pericos competirán en Segunda. El tiempo cambia las tornas.