ATLÉTICO DE MADRID

Marc Roca, un complemento a Thomas y liberación para Saúl

El Atlético trabaja en el fichaje del centrocampista del Espanyol. Ante el Leipzig quedó claro que no hay recambio al ghanés, con el que podría formar doble pivote.

Marc Roca con el Espanyol.
GORKA LEIZA DIARIO AS

El partido de Champions contra el Leipzig dejó claro que el Atlético no tiene recambio para Thomas. La ausencia del ghanés fue fundamental, sin nadie que asumiese la salida de balón del equipo ni que contuviese las acometidas rivales para evitar que se partiese el centro del campo, algo que ocurrió en el segundo gol alemán. Un partido que amplificó la idea de reforzar el doble pivote, ya que la salida de Rodrigo dejó un hueco enorme. Llorente, su sustituto, se ha destapado de forma fantástica en la delantera tras el parón, pero ha dejado de lado esa función. 

Herrera, encargado de suplir a Thomas ante el Leipzig, no ha tenido un buen primer año. Por esto, el Atlético ha marcado en rojo el nombre de Marc Roca. El club ya negocia con el Espanyol para intentar hacerse con sus servicios y conseguir un sustituto para cuando Thomas no esté, como también ocurrió en la debacle de Turín en 2019 donde también se certificó la eliminación del Atlético en Champions. El acuerdo podría cerrarse en 15 millones más algún futbolista en la operación siempre y cuando se acelere la operación salida. Pero Marc Roca no sería únicamente un jugador de recambio para Thomas, es un complemento al ghanés en el doble pivote que permitiría desligar de esa labor a Saúl y acercarle más al área rival.

El '8' sufre en la sala de máquinas y pierde una de sus grandes características, la llegada. Las mejores temporadas de Saúl de cara a puerta fueron la 2015-16 y la 2016-17, con nueve goles en cada una cuando la presencia de Augusto, Tiago, Gabi y el propio Thomas por detrás le liberaban en ataque. Tantos determinantes en Champions e inolvidables como el conseguido contra el Bayern de Múnich en las semifinales de 2016. En el medio ha seguido aportando en esta labor, pero sus apariciones con peligro son cada vez más escasas pese a que es uno de los mejores del mundo en esa faceta. Esta temporada ha conseguido siete tantos, su mejor cifra desde 2017, pero dos de ellos fueron de penalti en el Camp Nou. 

En el caso de Thomas, también puede acechar en mayor medida la frontal del área contraria cuando tiene un jugador complementario a su lado. El ghanés dispone de un disparo fantástico desde larga distancia y en ocasiones arriesga en exceso como único jugador del equipo con la capacidad para bajar al área propia para recibir el esférico y romper líneas intentando encontrar a Koke o Saúl por delante. Una responsabilidad que le cuesta mucho más a Saúl. El propio Marc Roca es un futbolista acostumbrado a tener un compañero a su lado en esa faceta, bien ejerciendo como pivote o como jugador más llegador entre los dos mediocentros. 

Brillo con la Sub-21

Marc Roca es un jugador experimentado pese a tener solo 23 años. Aunque el año pasado no fue bueno, como el de todo un Espanyol que acabó último, Roca acumula 103 partidos en Primera División y ha dejado su mejor versión con la Selección Sub-21. Fue clave para la obtención de la Eurocopa Sub-21 de 2019 escoltando a Fabián y Dani Ceballos para formar el mejor centro del campo del torneo. Empezó el torneo como suplente, pero acabó siendo fundamental con gol en la semifinal ante Francia incluido. Un Marc Roca que destaca por su buen manejo de pelota y capacidad para buscar al compañero mejor situado con pases cortos y envíos largos además de haber mejorado mucho en el posicionamiento y en la capacidad defensiva.