DEPORTIVO

Álex Bergantiños presenta la denuncia por detención ilegal: "No tengo nada que esconder".

Acudió con su abogado Óscar Rama a la comisaría de Lonzas, la misma donde lo llevaron el 5 de agosto, para denunciar a los dos policías que lo detuvieron a instancias de LaLiga.

Álex Bergantiños presenta la denuncia por detención ilegal: "No tengo nada que esconder".
Jesús Sancho (Sanchofoto)

Álex Bergantiños, acompañado de su abogado Óscar Rama, acudió esta mañana de miércoles a la comisaría de Lonzas para presentar una denuncia contra los dos policías que lo detuvieron el pasado 5 de agosto en A Coruña cuando se encontraba con su familia. El capitán del Deportivo señala en su querella a los dos policías que viajaron desde Madrid para detenerlo, interrogarlo y posteriormente ponerlo en libertad sin cargos, a los que acusa de detención ilegal.

El futbolista deportivista habló al salir de la comisaría donde presentó la denuncia. "Lo que se pretende es que se investigue si se actuó bien hacia mi persona. Empiezas a ver en perspectiva cómo se hizo todo conmigo y ha sido un poco raro todo", asegura  "Ves lo que dice la jueza y el fiscal... Esta es mi primera experiencia en este tipo de situaciones y es lógico que se investigue quién ordenó las cosas y por qué se hicieron así", relata el capitán del Depor.

Sobre el audio por el cual le detuvieron afirma que "no dice absolutamente nada, el daño está en quien la quiere utilizar para buscar cualquier tipo de interpretación. El tema está en quien malintencionadamente lo publica y habrá que ver si es suficiente para que se mueva toda esa logística". En cuanto a la detención, Bergantiños ha señalado que "es lo que más duele y motiva esto. Yo no tengo nada que esconder, no he hecho nada malo y por eso sorprende que me detengan para declarar, se me haga pasar el mal rato público y el resto vaya tan despacio. Nadie declara, nadie explica el tema sanitario y posible negligencia. Que la gente explique la situación igual que yo he explicado mi audio. Nos alejemos un poco de esa guerra de medios, de cosa interesadas, filtrar cosas que no son verdad y luego se borran... siento pena por cómo se está ensuciando todo eso".

Por último, el capitán deportivista ha analizado la postura de AFE y ha afirmado que "se equivocó en muchas cosas de los que se permitieron hacer en la última jornada. Y más cosas que pasaron durante el regreso a la competición. Agradecer cuando se posicionaron para defender públicamente y nada más, porque hay mucho que mejorar en el sindicato. Lo que me duele es que haya compañeros que no sepan en qué categoría están, que contrato tienen, si pueden firmar en otros equipos... se está hablando de otras cosas y no se toman decisiones. Es malo para el fútbol y para el Depor".

El caso Bergantiños se inició después de que se filtrara un audio con una conversación privada entre el coruñés y sus compañeros y se presentasen en A Coruña sólo 14 horas después dos agentes de la Cenpida (Centro Nacional de Policía de Integridad en el Deporte y Apuestas) para investigar un presunto delito de corrupción en el ámbito deportivo. El futbolista quedó en libertad sin cargos, aunque se le requisó el móvil.

El caso llegó al Juzgado de Instrucción número 1 de A Coruña. La jueza no apreció "indicio alguno del delito investigado" por la Policía Nacional de Madrid a raíz de una denuncia de LaLiga y calificó el mensaje enviado por Bergantiños como "a una mera conversación entre jugadores sin ningún tipo de relevancia". Además, se mostró muy dura sobre el proceder de la policía: “Lo único que provocan es desperdiciar recursos públicos en asuntos sin relevancia, máxime ante una situación de pandemia como en la que nos encontramos".

También el sindicato policial Unión Federal de Policía (UFP) mostró su sorpresa por todo lo ocurrido con Bergantiños y remitió una carta al director general de la policía en la que exigía que se abriese una investigación interna, se depuraran responsabilidades y se diesen explicaciones públicas por “una actuación policial sin precedentes”. En la misma carta se señalaban directamente al excomisario Florentino Villabona por si hubiera utilizado a funcionarios policiales para su uso como integrante de una institución privada” (LaLiga).