MÁLAGA

El Málaga plantea una reducción del 80-90 % a las fichas más altas

Manolo Gaspar comunicó esta situación a los futbolistas hace unos días y gran parte de la plantilla está molesta por los tiempos y las formas empleadas por el club.

El Málaga plantea una reducción del 80-90 % a las fichas más altas
Mariano Pozo DIARIO AS

La actualidad del Málaga es frenética. El administrador judicial, José María Muñoz, y el director deportivo, Manolo Gaspar, tratan de dar forma al próximo proyecto, que aún está en pañales y que tiene un sinfín de decisiones pendientes. La plantilla debe cambiar notablemente y, según ha podido confirmar AS, el director deportivo ha comunicado en los últimos días a muchos de los futbolistas blanquiazules cuál es la situación a la que deben enfrentarse.

La situación del club obliga a imponer medidas drásticas y éstas afectarán a los jugadores. Tal y como se viene preparando entre bambalinas desde hace meses, Manolo Gaspar ha planteado a los jugadores que cuentan con las fichas más elevadas una rebaja del 80 – 90 por ciento de sus contratos. La propuesta del club es muy clara y afecta a muchos de los futbolistas con contrato: o adecúan sus fichas a la dificilísima situación del club o habrá que buscar una salida satisfactoria para todas las partes. Así se lo ha comunicado el propio director deportivo hace unos días a los implicados.

En esa lista de jugadores que tienen que reducir radicalmente sus salarios para continuar en Martiricos figuran, entre otros, Juanpi Añor, Luis Hernández, Adrián González, Dani Pacheco, Munir, Juankar, Diego González, Renato Santos o Esteban Rolón. A Boulahroud y Benkhemassa se les ha comunicado directamente que no entran en los planes del club y que se busquen equipo.

Manolo Gaspar ha transmitido a los que cuentan con las fichas más altas que deben reducirse el salario hasta una cantidad que se cifra por debajo de los 200.000 euros (Juanpi, Luis Hernández, Adrián…). En cambio, a los que tienen contratos medios se les ha ofrecido el salario mínimo (80.000 euros). La alternativa a esta propuesta es buscar una salida del club que resulte satisfactoria tanto para el Málaga como para los futbolistas implicados.

Este planteamiento del Málaga ha generado un notable malestar entre los futbolistas, que no esconden su disconformidad por el hecho de que el club haya tardado varias semanas en comunicarles esta situación en la que se viene trabajando en los despachos desde hace meses. Muchos de estos jugadores, además, han accedido recientemente a cobrar el último pago del curso en varios meses para dar un respiro a las arcas del club.

El propósito de Manolo Gaspar es que las salidas no se enquisten y poder reducir drásticamente y cuanto antes el gasto salarial de la plantilla para acometer las múltiples operaciones de mercado que tiene abiertas (hay varios jugadores, entre los que se encuentra Escassi, con los que el club tiene acuerdos cerrados). Pero no será tarea fácil ya que las diferencias con los actuales jugadores del Málaga son muy evidentes. Éstos no están de acuerdo con los tiempos y las formas empleadas por el club y algunos de ellos ya han comunicado la situación a AFE.