INGLATERRA

La traición del Arsenal frustra a la plantilla: despedido el 'descubridor' de Cesc, Bellerín...

La plantilla 'gunner' aceptó una reducción salarial del 12.5% para ayudar al club en plena pandemia, pero el Arsenal ha anunciado 55 despidos.

Cesc Fâbregas y Héctor Bellerín.

En pleno mes de abril y con la pandemia azotando al planeta, la mayoría de jugadores del Arsenal (Özil fue uno de los que rechazaron la propuesta) aceptaron reducirse el sueldo un 12.5 % para así ayudar al club y permitir que los trabajadores del conjunto gunner pudieran preservar sus empleos. Sin embargo, cuatro meses después, la entidad londinense ha despedido a 55 personas, hecho que ha molestado en el seno de la plantilla, según publica The Athletic. Los jugadores se sienten traicionados y pretenden reunirse con el club para hablar de lo sucedido.

El Arsenal ha publicado un largo comunicado firmado por Raúl Sanllehi y Vinai Venkatesham, jefe de fútbol y director ejecutivo del club, respectivamente, en el que explican las razones que les han llevado a plantear los despidos arriba mencionados. Entre todo lo descrito, destacan "los pasos dados para reducir el impacto de la pandemia en el club y que les han ayudado a mantener la inversión en el club. Hecho que seguirá siendo una prioridad". Este punto es el que más escama a los jugadores, ya que aquellos que se encuentran inmersos en la firma de un nuevo contrato, como el caso de Pierre Emerick Aubameyang, sin ir más lejos, piensan que pueden ser culpados por lo sucedido.

Bajas sensibles: el descubridor de Cesc, el de Gnabry...

Según informa el medio británico, la plantilla, Mikel Arteta y su cuerpo técnico fueron informados de la decisión del club de forma individual, mientras que los afectados recibieron una llamada telefónica en la mañana del miércoles para hacerles saber que se les iba a dejar marchar. Las bajas suponen casi un 10 % del personal del club (55 de 590) y afectarán principalmente a los departamentos comercial y administrativo. Aunque el de ojeadores será el que sufra las bajas más notorias, con Francis Cagigao (jefe de ojeadores de fútbol internacional), Peter Clark (jefe de ojeadores del Reino Unido) y Brian McDermott, las tres figuras más veteranas del departamento. 

Especialmente destacable es la marcha de Cagigao, encargado de echar el ojo a jugadores como Cesc Fàbregas, Héctor Bellerín, Kieran Terney y Emi Martínez. Mientras que Clark, a las órdenes de Cagigao en el pasado, fue el encargado de 'descubrir' a Serge Gnabry en su etapa en Alemania. McDermott llevaba años ligado al club, desde su etapa como jugador a finales de los 70 y en la década de los 80. Bajas sensibles por un coronavirus que sigue causando estragos en el planeta.