INGLATERRA

La COVID-19 pone en peligro la Europa League para Mou

El Tottenham debe jugar la ronda preliminar de la Europa League. Las restricciones para viajar a causa del coronavirus amenazan su participación.

Jose Mourinho
DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

José Mourinho cumplía el objetivo que se le pedía a este Tottenham tras su convulso inicio de temporada, con cambio de técnico incluido: acabar en puestos europeos. El 17 de septiembre tendría lugar el primero de los tres partidos de fase preliminar en los que los spurs deben salir triunfantes si quieren participar en el group stage de la Europa League. La empresa se antojaba factible, dada la diferencia de potencial entre londinenses y el resto de contendientes en estas fases previas. Sin embargo, las restricciones para viajar marcadas por la COVID-19 para luchar contra la propagación del virus podrían robarle a Kane y compañía lo ganado sobre el terreno de juego, obligándoles a decir adiós a la competición.

Dale Johnson, de ESPN, ha compartido en un hilo de Twitter la nueva normativa puesta en marcha por la UEFA que afectaría a clubes cuyo país tenga restricciones activas a la hora de viajar, como es el caso del Tottenham: "Si las restricciones de la COVID-19 afectan al equipo visitante, el equipo local debe proponer un estadio alternativo que podría estar en un país neutral. Si el equipo local no cumple esta premisa, el visitante será premiado con una victoria por 3-0". Mientras que si "las restricciones por la COVID-19 del equipo visitante obligan a las autoridades del país en cuestión a prevenirles de viajar, el equipo local debe proporcionar un estadio alternativo al cual tenga acceso el equipo visitante (o la propia UEFA elegirá). Si uno de los equipos rechaza la propuesta, el otro será premiado con una victoria por 3-0".

Y ahora llegamos a la parte final de la normativa expuesta: "Si, una vez pasa la fecha para compartir información de cara al sorteo con la UEFA, un país emplaza nuevas restricciones que hagan imposible el emparejamiento, este será expulsado. Por tanto, si el sorteo hiciese al Tottenham jugar en casa contra un equipo de Rumanía y el Reino Unido prohíbe viajes desde Rumanía, los spurs estarían fuera de la competición".

De esta manera, la puesta en marcha de la próxima Europa League estaría más en el alero que nunca, con nuevas normativas como la implantada por Boris Johnson contra los viajes a y desde España. No obstante, todo está en condicional y el "y si" domina la propuesta, del mismo modo que se podrían hacer excepciones como en el caso del Real Madrid y su burbuja para enfrentarse al Manchester City este viernes (Etihad Stadium, 21:00 horas). Sea como fuere, la Europa League para el Tottenham de José Mourinho corre peligro.