BUNDESLIGA

Bundesliga 0,0%: vuelta de aficionados a los estadios sin alcohol

La DFL decidió que se prohibirán las bebidas alcohólicas y las localidades de pie en los estadios hasta final de año. Tampoco habrá afición visitante.

La Bundesliga prepara la vuelta al fútbol con aficionados.
Wolfgang Rattay REUTERS

La Bundesliga ya prepara la vuelta de los aficionados a los estadios alemanes y este martes pactó, en una conferencia de los 36 clubes de la primera y segunda división de la Bundesliga con el órgano de competición (DFL, cuatro medidas que serán clave de cara a la nueva normalidad en los feudos teutones.

Tal y como explicó el director general de la DFL, Christian Seifert, en la rueda de prensa posterior a la reunión, se concretaron tres normas que, a priori, provocarán el enfado en el sector de los ultras. De esta manera, la DFL decidió que se prohibirá el alcohol y las localidades de pie en los estadios hasta final de año. A las aficiones visitantes también se les vetará la entrada a los recintos hasta esa misma fecha.

La prioridad en Alemania, en estos momentos, no son unos estadios a rebosar, sino la salud pública. La decisión sobre el momento de la vuelta de aficionados a los estadios y la cantidad permitida no es una decisión de la DFL. Ni esperamos ni pedimos nada, solo nos estamos preparando“, explicó Seifert, subrayando que la decisión final sigue estando en manos de las autoridades políticas.

Lo que sí está claro es que la vuelta a los estadios en Alemania se llevará a cabo de forma parcial, es decir, con un número de aficionados muy limitado con respecto al aforo máximo de los campos. Para ello, la Bundesliga presentará un modificado plan sanitario que destaca por la recolecta de datos de todo aquel que adquiera una entrada con motivo de poder seguir las cadenas de infección en caso de contagio.

Eso sí, todo el concepto siempre dependerá, así lo subrayó Seifert durante su comparecencia ante los medios, de la evolución de la pandemia en los respectivos estados federados del país, donde serán los respectivos gobiernos quienes tendrán la última palabra. “La vuelta a la normalidad del fútbol solo será posible por etapas. Tendremos que llevarla a cabo en pequeños pasos, no de 0 a 100“, concluyó Seifert.