MANCHESTER CITY - REAL MADRID

Guardiola, la defensa es su obsesión

En los últimos siete partidos como equipo local el City sólo ha recibido un tanto. El club inglés ha invertido muchísimo dinero en ese área.

Pep Guardiola, en un partido en el Etihad Stadium.
DAVE THOMPSON Pool via REUTERS

El pasado verano fue el primero con Guardiola en el City en el que no ficharon ningún central. La salida de un icono como Kompany no supuso la llegada de un nuevo futbolista, al menos no desde otro club: se decidió promocionar al joven Eric García con el objetivo de que ganase minutos en la élite.

La defensa, siempre la defensa, ha sido el foco principal de las llegadas millonarias en el Manchester City. Casi un año más tarde de esa apuesta, Eric García ya es titularfalta por conocer su futuro, ya que acaba contrato la temporada que viene– como pareja de Aymeric Laporte y, según los partidos disputados desde el parón por el coronavirus, todo apunta a que serán quienes reciban al Real Madrid en la Champions.

Un dato a tener en cuenta para los blancos: en los últimos siete partidos como local, el Manchester City sólo ha recibido un gol. Sin embargo, el único central que tiene su futuro asegurado con los ingleses es el francés de 26 años. Laporte, que superó una grave lesión en la primera mitad de temporada, ha jugado 15 partidos de Premier League esta campaña. En 11 de ellos no ha recibido ningún gol. De hecho, en dos años y medio suma un total de 59 encuentros en la liga inglesa, de los cuales ha ganado 50, el más rápido en alcanzar esa cifra superando a Drogba, que tardó 60 partidos.

No es una sorpresa que el Manchester City ya haya cerrado el fichaje de Nathan Aké, a falta de confirmación oficial, tras haber pagado 45 millones al Bournemouth, recién descendido, porque tanto Otamendi como Stones no son indiscutibles para Guardiola en un once de gala. Aunque el argentino ha sido titular en muchas etapas de estos últimos cuatro años, sobre todo en la temporada 2017/18 y tras la lesión de Laporte, podría salir del club. Pero el que tiene más papeletas de abandonar el Etihad es Stones.

Los laterales también han sido un foco de refuerzos desde la llegada de Guardiola. La herencia recibida con Zabaleta, Kolarov o Clichy apenas duró un año. Para el segundo, la transformación fue completa: 57 millones por Mendy, 52 millones por Walker o 30 millones por Danilo, más otros 65 por Cancelo y 12 por Angeliño dos años después. Una línea totalmente renovada para buscar el cambio de estilo y fortalecer la seguridad.

En la portería, eso sí, hay un seguro desde hace tres años. Ederson llegó por 40 millones desde el Benfica para sustituir a Claudio Bravo (18 millones), que no se asentó en su primera temporada en Inglaterra, y ha sido todo un éxito.