RAYO VALLECANO

Así será el futuro estadio de Vallecas: los detalles de las obras

La fachada sufrirá una reforma integral, se aumentarán las plazas para personas con movilidad reducida, se independizará a las Federaciones, se inspeccionarán las vigas de la grada baja...

Proyecto para la nueva fachada de Vallecas.

La Comunidad de Madrid dio luz verde el pasado miércoles a las obras de remodelación del Estadio de Vallecas, en las que se invertirán más de 1,7 millones de euros. Las mejoras afectarán a la fachada principal, que sufrirá una reforma integral, así como a los tornos de acceso y las plataformas para mejorar la accesibilidad al estadio. De hecho, también se aumentarán en 85 las plazas para personas de movilidad reducida —45 en la grada baja y 40, en la media—. Además, se instalarán dos ascensores que den acceso a unos baños adaptados. Estas actuaciones buscan también independizar a las Federaciones (Billar, Boxeo, Tenis de mesa y Ajedrez), que a día de hoy se encuentran en los bajos del edificio, e inspeccionar las vigas que sustentan la grada baja para elaborar un informe que indique el alcance de las reparaciones.

Con el paso de los días, se han ido conociendo más detalles de cómo será el nuevo aspecto del estadio. La Comunidad de Madrid ha hecho público el proyecto de las obras y los pliegos, donde se puede observar una simulación de cómo sería la nueva fachada —se conservan los pórticos estructurales de hormigón y cubierta, interviniendo sólo en los entrepaños de la marquesina—, más moderna y con los colores rojo y gris predominando. Eso sí, actualmente el proyecto no contempla la reforma de la tienda oficial ni de la parte proporcional de la fachada. Más allá de los elementos estéticos, se arroja luz sobre los materiales que se emplearán: acero, con un espesor de 3 mm, dada su resistencia y durabilidad.

La Dirección General de Deportes de la Comunidad de Madrid ha encargado este proyecto a la empresa Tragsatec, que contempla la demolición de las cabinas de prensa (ubicadas en la grada media y en desuso) para la liberación de espacio para evacuación, puesto que ocupaban parte del ancho de alguna escalera y zonas de circulación. La accesibilidad y la seguridad serán los dos pilares fundamentales de estas obras, que se dividen en cuatro fases —con una duración de seis meses en total— y no interferirán en el uso habitual de las instalaciones. Es decir, que se podrán acometer sin que ello impida el uso del estadio en los días de partido.