ATLÉTICO DE MADRID

Koke, un capitán para la historia

El vallecano sueña con levantar la primera Champions para el Atlético. Es el cuarto con más partidos en el club, en un año será el segundo y en dos podría ser el que más.

Koke celebra su gol a la Real Sociedad.
@Atleti

El Atlético solo tiene en la cabeza la Champions. La posibilidad de pelear por el título europeo en un año completamente atípico, con las eliminatorias desde los cuartos de final a un partido y con el lado del cuadro rojiblanco aparentemente más despejado, con equipos de menor nombre y palmarés que los que jugarán por el otro camino, aumentan las esperanzas de la afición. 

Eso sí, el equipo no quiere la menor confianza hacia ningún rival y sabe que cualquier relajación contra el Leipzig supondrá la eliminación, ya que no hay margen de error. Hay que recordar que si el Liverpool, tercer equipo con más títulos en la historia de la competición (6) y vigente campeón de la Champions, no está en el torneo es porque el Atlético le eliminó en octavos justo antes de que la pandemia sanitaria del coronavirus paralizase el mundo en una eliminatoria para el recuerdo. 

Y si hay un jugador que aúne la ilusión por el torneo y la prudencia ante lo que viene es Koke. El capitán colchonero podría ser el primer capitán de la historia del club en levantar el trofeo y de su nivel dependerá buena parte de las esperanzas de los de Simeone. El vallecano es capital para el Cholo y volvió del parón en un gran estado de forma, siendo determinante cerca de la meta rival. Su gol contra la Real Sociedad, tras una gran jugada combinativa con participación de Herrera, Costa, Trippier y Morata, que dejó un gran taconazo previo a la definición de Koke, certificó la tercera plaza colchonera y un nuevo podio, el octavo consecutivo con Simeone en el banquillo. 

En dos años podría superar a Adelardo

En ese partido además, el centrocampista alcanzó los 456 partidos con el primer equipo del Atlético, el único en el que ha jugado durante toda su carrera. La cifra con la que se despidió Aguilera del club y que sitúa a Koke, a sus 28 años, como el cuarto jugador con más partidos de la historia rojiblanca. Desde la llegada de Simeone al banquillo colchonero, Koke promedia 48 partidos por temporada (alcanzó los 58 en la 2013-14), y solo falta sobre el césped cuando sufre problemas musculares o tiene que cumplir algún encuentro de sanción. Unas ausencias en las que más se nota su papel, donde en este curso se ha perdido seis partidos de Liga (dos victorias, dos empates y dos derrotas), uno de Copa en el que el Atlético fue eliminado por la Cultural y uno en la Supercopa de España, cayendo en los penaltis ante el Real Madrid después de que hubiese recaído de su lesión en las semifinales donde marcó al Barça. Si mantiene ese promedio de participación, en unos meses habrá superado a Collar (470) y Tomás (483) y en dos años podrá alcanzar a Adelardo (553) como jugador con más partidos en la historia del Atlético (ya es el que más en competiciones europeas con 95 encuentros, 15 más que Godín, su primer perseguidor). 

Jugadores con más partidos en la historia del Atlético

Adelardo 553
Tomás 483
Collar 470
Koke 456
- Aguilera 456
Calleja 425
Arteche 421
Gabi 417
Fernando Torres 404
10º Godín 389

Desde que el Cholo comenzó a dirigir su carrera (40 partidos en la temporada 2011-12), evitando que pudiese plantearse cualquier salida cuando el Málaga apretaba por hacerse con sus servicios, ha sido su conexión entre el centro del campo y la delantera, convirtiéndose en el centrocampista con más asistencias en Liga de la década. Pese a que su presencia en los metros finales ha ido a menos, con su mejor versión entre 2013 y 2016, consiguiendo 13 asistencias en la temporada del título de Liga (2013-14) y 16 en la campaña (2015-16), continúa como jugador vital en el esquema del Atlético y cuando está fino acelera muchísimo el juego y da otro ritmo a un equipo que le cuesta mucho romper líneas en parado. 

Koke ya sabe lo que es perder dos finales de Champions de forma cruel sobre el césped, algo que le hace ser precavido. Pero es imposible no tener la ilusión de volver a pelear hasta el final por ese trofeo que se ha escabullido en tres ocasiones y que sería la mejor despedida para el Mono Burgos, homenajeado con el '6' al frente en ese último encuentro liguero. La Champions está a tres victorias, es el mensaje que invade el vestuario y, en el caso de conseguir alcanzar al fin el éxito, sería el premio a la constancia. Un título que el vallecano sueña con levantar, no sólo por él, también por los Gabi, Godín, Fernando Torres, Juanfran, Filipe, Raúl García y el resto de sus compañeros que se quedaron en el camino.