REAL SOCIEDAD

Mikel Merino, hasta 2025

El centrocampista de la Real renovó su contrato y tendrá ahora una cláusula de 60 millones de euros: "Donde eres feliz, tienes que estar".

Mikel Merino, hasta 2025
Real Sociedad

Era un secreto a voces que se por fin se ha hecho oficial: Mikel Merino renueva con la Real Sociedad hasta junio de 2025. El acuerdo entre las partes estaba prácticamente cerrado antes de que todo se parase por la pandemia mundial del coronavirus. Pero ante la declaración del estado de alarma todo se paralizó, a la espera de la negociación se rematara cuando todo se tranquilizara un poco, final exprés de temporada incluido. Ahora han cuadrado las agendas y no ha sido complicado firmar el nuevo contrato del centrocampista navarro, que prolonga su vinculación con la Real por dos temporada más, porque finalizaba en 2023. De esta forma, el club donostiarra blinda a uno de sus jugadores más importantes de la plantilla, pieza fundamental para Imanol Alguacil, con una cláusula de 60 millones de euros.

Para el navarro esta renovación es un premio a su constante crecimiento desde su llegada a la Real Sociedad. “Desde el primer día que llegué aquí han sido momentos muy felices, y me he sentido como en casa. Me he sentido tratado de una forma espectacular con todo el mundo, no solo por la afición o los compañeros, sino por cualquier ciudadano de Donosti que te ve, te saluda y te da cualquier mensaje de ánimo. Estas cosas llegan dentro y donde eres feliz, quieres estar. Esta renovación para mí es una alegría y una forma de reconocer el trabajo que he hecho en estos años que llevo aquí, y estoy súper contento, muy feliz, y ojalá pueda estar aquí mucho tiempo”, señalaba en la página web del club donostiarra.

Merino, al que le siguen de cerca algunos de los principales clubes europeos, seguirá en la Real porque aunque su cláusula no es excesivamente elevada, sí que sirve para ahuyentar a esos posibles interesados en ficharle al duplicar su cláusula, de 30 a 60 millones, la segunda más elevada de la plantilla realista. El navarro ha terminado la temporada como un tiro. “Me siento bien, me encuentro fuerte y he subido un escalón a nivel de confianza. Al final lo que un jugador necesita es tener minutos y confianza, y he tenido la suerte de encontrarla aquí. Me encuentro con galones en el equipo, la gente me los da y mucha gente confía en mí. Yo me siento cómodo en ese rol de llevar peso dentro del campo, y de encontrarme fuerte en la toma de decisiones. En saber que si fallo no pasa nada porque tengo compañeros detrás, y como digo creo que todavía puedo dar más y subir un par de escalones más”. Y no tiene intención, al menos de momento, de querer dejar la Real. “Creo que estoy en el lugar idóneo para conseguirlo, yo soy una persona muy familiar y cercana, y el hecho de venir a un club que tiene los valores que yo tengo, con gente joven a mi alrededor que venimos un poco con la misma trayectoria y la misma idea, hace que sea un lugar para mí especial porque es ideal para mis aspiraciones, para lo que yo quiero, y para crecer como jugador y como persona. Estoy en un entorno que es como si estuviera en casa, y se nota a la hora de jugar y de vivir, y tanto mi familia como yo estamos encantados".

Mikel Merino ha sido fundamental en la consecución del objetivo europeo de la Real Sociedad. “Estaba claro que el equipo desde el inicio de la temporada tenía un objetivo en mente, y era clasificarse para Europa, después de que el año pasado estuviéramos tan cerca y fue duro para nosotros no lograrlo. Poder terminar este año además de esta forma y encima de la manera tan agónica, se vive mucho más, y es un subidón para todos. Para mí personalmente es una alegría inmensa, y yo creo que el fútbol nos debía algo por el año que estábamos haciendo y el esfuerzo e ilusión que se había generado en el estadio”. Y ya piensa en seguir creciendo la temporada que viene, en la que la Real participará en cinco competiciones. “Al final de ilusiones se vive, y eso también se ha visto. Cuando la gente tiene ilusión y los propios jugadores tenemos ilusión y creemos en los objetivos, pasan cosas tan bonitas como las que han sucedido esta temporada. La que viene sigue siendo una temporada muy ilusionante, y lo bueno que tenemos es que somos un equipo joven y ambicioso, que aunque hayamos hecho una temporada buena no nos paramos ahí, queremos seguir viviendo experiencias y cumpliendo objetivos nuevos”, sentencia.