REAL MADRID

Prioridad a la 'operación salida'

El Real Madrid no se plantea a día de hoy realizar ningún fichaje y está centrado en aligerar la nómina de 36 futbolistas que tiene para el próximo curso.

EI Real Madrid vivirá un mercado de fichajes atípico: esta vez la prioridad será vender y no comprar. De hecho, la idea del club blanco es que no llegue ningún refuerzo. La crisis del coronavirus ha provocado que se aplacen operaciones previstas para este verano (especialmente la de Fabián) y el buen rendimiento de la actual plantilla, unido a la calidad de los cedidos, le permiten al club afrontar esta difícil situación económica con garantías.
Lo que sí se busca es aligerar la nómina de futbolistas. Primero porque no caben todos (son 36 actualmente) y segundo porque se necesita hacer caja.

Achraf fue el primero en salir (al Inter por 40 millones más variables), pero no será el único. En la actual plantilla de 25 jugadores hay cuatro que están a la venta: Lucas Vázquez, James, Bale y Mariano. De ellos, sólo está clara la salida del colombiano. De los otros tres preocupan especialmente los dos que no se quieren marchar: Bale y Mariano. En el caso del delantero llueve sobre mojado, porque el Madrid quiso traspasarle en los dos últimos mercados pero él no se quiere marchar (tiene contrato hasta 2023). La situación de Lucas preocupa menos, porque termina su vinculación en 2021 y en caso de quedarse Zidane cuenta con él. Además de ellos la puerta también está abierta para Nacho en caso de que él desee salir en busca de más minutos, pero si él quiere quedarse tiene hueco porque Zizou valora su polivalencia.

Entre los cedidos que regresan pocos tienen opciones de quedarse este curso. Lunin (será segundo portero) tiene sitio y Odriozola, a pesar de su bajo rendimiento en el Bayern, cuenta como suplente de Carvajal tras la salida de Achraf. Odegaard también contaría, aunque AS ya informó que club y jugador han acordado que se quede un año más en la Real. En los casos de Luca Zidane, Vallejo, Reguilón, Óscar Rodríguez y Mayoral se buscará una venta (conservando el 50% de sus derechos en muchos casos), mientras que pretenden que Kubo, Reinier y Brahim salgan cedidos sin opción de compra.

Ceballos y el Arsenal

Dani Ceballos está plenamente adaptado al Arsenal. Los números del madridista después del parón son brillantes. Tanto que lidera a su equipo hasta en siete apartados, teniendo en cuenta los ocho partidos disputados desde entonces. Es el primero en pases (504), pases decisivos (10), entradas con éxito (15), intercepciones (17), balones recuperados (52) y kilómetros recorridos (78). Unas estadísticas que demuestran el rendimiento del jugador español.

Estas actuaciones han provocado que el Arsenal pretenda retenerlo un año más. "Sí, estamos hablando con el club", reconocía Mikel Arteta, su entrenador, al ser preguntado por su interés por mantener a Ceballos en el equipo. "Estoy muy contento con él y con la forma en la que está evolucionando. Me encanta la pasión que pone en cada entrenamiento y en cada partido, sólo hay que ver sus celebraciones. Creo que está evolucionando de la forma correcta y se está convirtiendo en un jugador verdaderamente importante para nosotros", añadió el técnico español.

La opción de que siga un año más en Londres tiene bastantes opciones de producirse. Lo que falta por ver es la fórmula. Los dirigentes del Madrid tienen mucha confianza en Ceballos y si no tiene hueco en la plantilla es porque Zidane no ha contado apenas con él cuando lo tuvo a sus órdenes. Por eso, en el club no se plantean su venta por menos de 50 millones. El Arsenal, que no irá a Champions, tiene difícil acercarse a esa cantidad este verano. La solución podría ser una nueva cesión de un año, en la que los ingleses intentarían tener una opción de compra.