MERCADO DE FICHAJES

Jackson Porozo, un central para dominar la zaga

El internacional con las categorías inferiores de Ecuador juega para el Santos de Brasil pero varios equipos de Europa lo siguen muy cerca.

El internacional con las categorías inferiores de Ecuador juega para el Santos de Brasil pero varios equipos de Europa lo siguen muy cerca.

Jackson Porozo, central que se dio a conocer en el mundo del fútbol sobre todo gracias a su excelente papel en el Mundial Sub-20 de 2019 y poco antes por alcanzar el título del Sudamericano de la misma categoría con Ecuador, puede llegar a la Liga española a lo largo de este verano después del interés que ha surgido por sus servicios en el Valladolid o el Getafe.

El defensor diestro de 19 años, formado en diferentes equipos ecuatorianos como Independiente del Valle o Manta FC, dio el salto al Santos de Brasil casi un año antes de los torneos internacionales disputados con su país y, de manera muy sorprendente ni tan siquiera ha podido debutar aún con el cuadro paulista. Sin embargo, las condiciones del jugador son incuestionables. Cuenta con un físico privilegiado gracias a sus más de 190 centímetros de estatura que le ayudan a destacar en el juego aéreo, en los duelos individuales y en la fortaleza para tomar el liderazgo de la línea defensiva.

Además, en su trabajo defensivo es intuitivo y agresivo y resulta difícil de superar en el uno contra uno gracias a su gran zancada. Confía en su capacidad física para ganar pelotas divididas y también es un valor añadido en la pelota parada en área rival. Con la pelota en su poder no destaca en exceso a la hora de dar salida al equipo, pero es fiable con pases cortos o de media distancia y, en ocasiones, con un avance potente en conducción para superar la primera línea de presión.

Aunque a nivel profesional apenas ha tenido experiencia ya que sólo ha jugado en la segunda división de Ecuador, su determinación en citas importantes con la Tri permiten vislumbrar a un jugador que con el contexto adecuado puede rendir a un excelente nivel y convertirse en gran revelación allá donde vaya. No obstante, en sus últimas apariciones, tanto en los Juegos Panamericanos como en el Preolímpico, no rindió al nivel esperado, algo que le ocurrió al resto de compañeros de selección en dos citas decepcionantes para ellos.