INGLATERRA

Mourinho y su verano 'low cost'

Quedarse sin Champions y Europa League sería un palo económico para el Tottenham. Obligaría a abordar fichajes de un perfil medio y sin grandes desembolsos. Ya hay nombres encima de la mesa...

0
Mourinho y su verano 'low cost'
JASON CAIRNDUFF AFP

Estar en Europa la próxima temporada para el Tottenham es de vital importancia para su futuro a corto plazo aunque no pinta nada bien. En el club 'spur' ya empiezan a ver muy lejos las plazas europeas. Derrotas como la del jueves pasado ante el Sheffield United evidencian que José Mourinho no está a gusto con la plantilla que heredó de Mauricio Pochettino. No entrar en Europa impediría hacer una gran revolución como desea el portugués por falta de liquidez. Y es que la construcción del nuevo estadio aún colea en las arcas de el club Hotspur.

Lo cierto es que la megaconstrucción de Tottenham Stadium condenó al equipo inglés, que tuvo que lidiar toda la temporada 2018-2019 sin fichajes, aún así se consiguieron buenos resultados, con final de Champions incluída. A comienzos de la presente campaña pudieron aflojarse un poco el cinturón y llegaron a golpe de talonario el prometedor Ryan Sessegnon (27M€) y Tanguy Ndombélé (60M€), además, de conseguir la cesión de Giovani Lo Celso. Aunque para cuadrar cuentas tuvieron también que vender: Trippier, al Atlético (22M€). La salida de Pochettino conllevó la llegada de Mourinho, que rápidamente pidió un jugador de ataque por banda. Dicho y hecho, aterrizó en Londres Steven Bergwijn, a cambio de 30 millones de euros. Además, se hizo efectiva la opción de compra por Lo Celso al Betis. Pero sufrieron la marcha de Eriksen al Inter por 20M€ para no perderlo gratis este verano.

Una plantilla no del gusto de Mourinho

Mourinho parece evidenciar que no cuenta con muchos de sus jugadores. Ndombélé, Sessegnon y el cedido Gedson Fernandes apenas tienen oportunidades. Ha tenido que colocar el medio Eri Dier como central, ya que el recién renovado Alderweireild y Vertonghen (que saldrá cuando acabe la temporada) no le convencen. Solamente Son, Kane y Lloris son indiscutibles. Y con Delle Alli tiene sus más y sus menos pero no puede prescindir de su talento, al igual que del de Lucas Moura. Los demás son reemplazables.

Ante esta tesitura, necesita jugadores que sean adecuados para su estilo. "No estoy contento, jugamos de una manera muy ofensiva", dijo el entrenador luso, tras la debacle de Sheffield. Allí apostó por un 4-2-3-1 con Lo Celso y Sissoko en el doble pivote y Davies y Aurier en los laterales. Uno de los puntos débiles del equipo del norte de Londres. "Clasificarse o no para la Champions hace una gran diferencia económica. Lo bueno es que no necesitamos mucho. No necesitamos muchos jugadores. No necesitamos invertir mucho". Mourinho ha descartado grandes desembolsos pero necesita fichar. Para ello ha buscado entre los equipos de la zona media de la tabla en Inglaterra. Según la prensa inglesa, tiene encaminados tres refuerzos de perfil bajo.

Aarons, Höjbjerg, Eberechi Eze... y el deseo de Willian

Para tapar el agujero en el lateral derecho, una vez perdido Meunier, tiene en el punto de mira al prometedor Max Aarons, del Norwich. Inglés, de 20 años, es uno de los mejores jugadores del colista de la Premier. Para el centro del campo, tiene atado al danés Pierre-Emile Höjbjerg, mediocentro de 24 años y capitán del Southampton. Otra de las contrataciones muy avanzadas es la de Eberechi Eze, centrocampista ofensivo del Queen`s Park Rangers. Tiene 22 años, de nacionalidad inglesa y ascendencia nigeriana, y ha explotado este año en Championship.

Max Aarons, frente a Lingard.

El puesto de central es otra carencia que Mourinho quiere reforzar ya que le está dando quebraderos de cabeza. Suena Gabriel Magalhaes, del Lille, pero el Everton tiene ventaja, a parte de que los franceses piden un cuantioso traspaso. La otra posibilidad que se ha abierto en las últimas semanas es la posible llegada libre de Thiago Silva, una vez que se ha confirmado su marcha del PSG. El nombre de Godín, que no ha cuajado en el Inter de Milán de Conte y podría salir de Italia, está también en la agenda del portugués, deseoso de sumar experiencia defensiva a su proyecto. El resto serían lograr cesiones, a bajo coste. Ya se habla de Ramsey, desde la Juventus, de James Rodríguez, de Lemar o Philippe Coutinho (del Barça). Sin olvidar que el brasileño Willian sigue sin deshojar la margarita de su futuro y Mourinho le abriría los brazos de 'su' Tottenham. Se espera verano de ingeniería en las oficinas del Tottenham.