REAL MADRID - GETAFE

El tridente del Getafe es mejor

Jorge Molina, Ángel y Mata han hecho más goles (26) que Hazard, Benzema y Bale (20). El trío azulón hace lucir su veteranía: los tres superan los 30 años

Mata y Jorge Molina.
JESUS RUBIO / DIARIO AS

Tres delanteros que superan los treinta años y que quieren superar los treinta goles en esta Liga. Jorge Molina, Ángel y Jaime Mata son la principal amenaza con la que el Getafe se presenta en Valdebebas para complicar el campeonato al Real Madrid. Su poderío anotador supera al de las estrellas del Real Madrid, entre las que solo Benzema mantiene el tipo. Los tres arietes azulones suman 26 goles, mientras que el tridente que se presumía titular en el Bernabéu (Bale-Benzama-Hazard) apenas ha anotado 20.

Tampoco añadiendo a los otros dos arietes merengues alcanzan a los getafenses. Jovic solo ha marcado dos goles y Mariano uno. Habría que sumar los goles de los dos extremos brasileños, Rodrygo y Vinicius y el del mallorquín Marco Asensio para que entre ocho futbolistas de ataque del Madrid alcanzaran al tridente de Bordalás. Obviamente Zidane juega con la ventaja de la facilidad goleadora de otros futbolistas como los centrocampistas Casemiro y Kroos y, por supuesto, el poderío del capitán Sergio Ramos.

Los números de los delanteros azulones son espectaculares. Ángel fue hasta el lunes el máximo anotador del equipo con 10 tantos que le dieron muchos puntos al Geta. El tinerfeño es el segundo máximo goleador de la historia del Getafe en Primera, sólo superado por Manu del Moral, que jugó cinco años en el Coliseum. Sus números hicieron que este mercado invernal estuviese muy cerca del Barcelona (al que marcó en el Camp Nou), pero los culés acabaron decantándose por Braithwaite.

El mejor realizador del Getafe es Jaime Mata, que llegó a ser internacional la campaña pasada. Ha marcado tres goles en los dos últimos partidos y suma 11 en Liga. El año pasado marcó 14 y tiene el segundo mejor promedio goleador de la historia del club, sólo superado por Roberto Soldado.

Capítulo aparte merecería el capitán Jorge Molina. Cinco goles, tres asistencias y participación directa en casi todo el peligro que genera su equipo cuando él está sobre el césped. A sus 38 años Molina es el ejemplo de un vestuario que le mira con admiración. Con Mata y Ángel han conseguido un entendimiento perfecto. Generalmente sólo coinciden dos sobre el campo y el tercero es el revulsivo perfecto ante defensas ya castigadas. Un plan que falla pocas veces y que amenaza al líder de LaLiga.