REAL MADRID

Casemiro, la escoba y el fusil

El brasileño, que lidera en varias estadísticas defensivas en la Liga, es también el tercer pichichi del Madrid en la competición. Todo un dos en uno.

Definitivamente Casemiro (28 años) ha roto en el pivote tipo para futuras generaciones. Se vacía en defensa, pareciendo en él que andar es un esfuerzo y correr una alegría, y sabe coquetear con el ataque, en misiones aéreas o con misiles desde tierra. Ante el Espanyol mezcló lo uno y lo otro para poner al Madrid dos puntos por encima del Barcelona, en un partido y un campo de esos en los que, dirían los clásicos, se ganan ligas.

Bregador y goleador, Casemiro registró en el RCDE Stadium 8 recuperaciones y 3 anticipaciones (junto a Marcelo, el que más), e hizo el primer y único tanto. A esa meta, como a todas las que ha ido alcanzando en su carrera, le llevó su empeño: fue el madridista que más ocasiones fabricó (2, junto a Benzema, Kroos y Varane) y el que dejó más remates a portería (3), fallados (2) y parados (2, los que Benzema).

Mapa de calor de Casemiro en el Espanyol-Real Madrid.

Mapa de calor de Casemiro en el Espanyol-Real Madrid.

Goles decisivos en Liga

Primero intentó una vaselina desde su casa que Diego López, con apuros, evitó que se convirtiera en el gol del torneo. A continuación probó con un chutazo que casi acaba en tanto de cabeza de Ramos, para el que era imposible controlar la potencia del disparo. En el 44' anduvo en el ajo de nuevo, pero no logró conectar bien con el balón en el área. Y en el 45', al fin, cuando más dolía al rival y aliviaba a su equipo, intuyó que se activaba el sentido de genio de Benzema y superó el punto de penalti para meter el 0-1. "El 90% es de Karim", reconocería después, caballero y compañero, por ese taconazo a la francesa.

El apretado Espanyol-Madrid resumió lo provechoso de Casemiro, un dos en uno. En Liga es el futbolista con más recuperaciones (250) y tackles con éxito (57), además del segundo en intercepciones (59) o el noveno en pases buenos (1.525). Pero su aportación puramente ofensiva es también de lo más meritoria: cuatro dianas, con Kroos el tercer máximo goleador de la plantilla en la competición. Hizo el 3-0 en el 3-2 contra el Levante, un doblete en el 2-1 frente al Sevilla y el solitario 0-1 en Cornellà. Así es Casemiro: escoba y fusil.