GETAFE

Bordalás y los suyos vuelven a superarse

El Getafe tiene los mejores números de su historia a estas alturas superando lo que hizo la temporada pasada. La Champions vuelve a ser un objetivo real.

El Getafe celebra el primer gol ante la Real Sociedad.
PEPE ANDRES DIARIO AS

Lo han vuelto a hacer. Bordalás y los suyos siguen superándose cada temporada y este Getafe vuelve a ser el mejor de la historia. Nunca antes había alcanzado los 52 puntos con seis jornadas aún por disputar. Con su triunfo sobre la Real Sociedad los azulones acarician su cuarta clasificación para jugar en Europa y un año más están dispuestos a pelear por entrar en Champions hasta el último suspiro. La temporada pasada se les escapó en la jornada que cerraba el campeonato y esta quieren la cuarta plaza.

Desde la llegada de Bordalás el Getafe solo ha mejorado. Ascendió a Primera el primer año, rozó los puestos europeos en el segundo y batió records en puntos y clasificación en el tercero. Este año va por el mismo camino. Si suma ocho puntos más de aquí al final de LaLiga volverá a mejorar sus propios registros.

Si la solidez defensiva del equipo es la base de su juego (cuarto conjunto menos goleado del campeonato), no lo es menos la definición de sus delanteros. Entre Mata, Jorge Molina y Ángel suman veintiséis goles. El canario fue decisivo en el arranque del curso donde marcó la mayoría de sus diez dianas. El de Tres Cantos ha marcado tres en los dos últimos choques y ya es máximo anotador del equipo con once. Y el capitán está siempre ya sea para marcar o para asistir como hizo el lunes ante la Real.

Cucurella sigue, Kenedy se va. Llegado el treinta de junio el Getafe ha hecho oficiales algunos movimientos que ya eran conocidos. Cucurella seguirá vistiendo de azul tras ejercer el derecho de compra de diez millones sobre el Barça, que se guarda un 10% de una posible venta a otro club del interior zurdo. También era un secreto a voces que se hizo oficial que Kenedy no seguirá. El brasileño acaba su cesión y el Getafe no ha querido asumir el coste que suponía retenerlo hasta final de temporada. Suplente con minutos de gran calidad, pero que ya había desaparecido de los planes de Bordalás y no entró en las tres últimas convocatorias. Como Antunes y Deyverson antes, el extremo del Chelsea es el tercer jugador que se marcha del Coliseum a mitad de camino.