REAL VALLADOLID

El Everton pone en peligro la continuidad de Sandro en Zorrilla

El conjunto inglés pide al Real Valladolid que pague una parte mayor que la proporcional por los 20 días del mes de julio en los que se alargará la Liga. Límite, el martes.

El Everton pone en peligro la continuidad de Sandro en Zorrilla
REAL VALLADOLID

Poco más de tres días, 72 horas, quedan para que el Real Valladolid y el Everton lleguen a un acuerdo para prorrogar el contrato de cesión de Sandro con los blanquivioletas hasta que termine la temporada. Y es que pese a que desde el club siempre se ha mostrado confianza en que el gran canario acabaría la competición, incluso después del 30 de junio, lo cierto es que el acuerdo entre clubes, hasta ahora, no se ha producido. Como contaba Eldesmarque.com esta semana, como no hay acuerdo Sandro podría no vestir más la camiseta del Real Valladolid, ya que el siguiente partido se celebrará el miércoles, día 1 de julio, ante el Levante.

Una de las grandes dificultades de la vuelta de la competición tras la pandemia era, precisamente, los contratos, y las cesiones, que terminaban el 30 de junio. En la mayoría de los casos, clubes y jugadores han hecho esfuerzos conjuntos para seguir hasta el final de la competición, pero en otros, como el de Álvaro Aguado, no será así. El Numancia se niega a pagar la parte proporcional del mes de julio al andaluz por lo que el Real Valladolid ha ordenado al mediocentro que el miércoles esté de vuelta en Zorrilla.

En el caso de Sandro, que jugó en Leganés tras el parón y después se lesionó, el Everton pretende que el Valladolid pague una parte mayor de la proporcional, cuestión a la que se niegan los blanquivioletas que estiran la cuerda y siguen negociando. La tranquilidad en la clasificación, con 35 puntos, hace que los pucelanos no se muestren especialmente nerviosos, aunque querrían contar con el delantero hasta el final, pero los ingleses, que ya tienen decidido vender a Sandro este verano, tampoco parecen muy dispuestos a ceder, de momento.

Hay que recordar que Sandro Ramírez llegó a Valladolid con una racha de casi dos años sin marcar y con los blanquivioletas ha conseguido tres goles en Liga y uno en Copa, aunque no ha tenido la continuidad y el acierto que desde el club pucelano esperaban, pero haberse reencontrado con el gol puede haber revalorizado al jugador por el que el Everton en su día pagó seis millones de euros.