MEMORIAS DE SUDÁFRICA | DIARIO DE LA ROJA

Torres: todo por la patria

El Niño se operó dos veces de la rodilla, la última el 22 de abril, para llegar al Mundial contra el criterio del Liverpool. El 27 de junio charló con AS.

Torres: todo por la patria
CHEMA DIAZ DIARIO AS

Fernando Torres nos atendió aquel 27 de junio. Después de hacer entrevistas y fotos especiales a Iniesta, Cesc, Xavi y Ramos, El Niño atendía a los enviados de AS con la Selección. Dos días antes de cumplirse dos años de su histórico gol a Alemania en la final de la Euro 2008 celebrada en Viena, Torres repasaba la actualidad de La Roja en el Mundial.

Fernando Torres había arriesgado su rodilla por estar presente en aquel Mundial 2010. El Niño hizo un gran esfuerzo para llegar al Mundial. Se tuvo que operar del menisco externo de la rodilla derecha el 16 de enero y el 22 de abril tuvo que pasar de nuevo por el quirófano para un raspado en la misma zona. En contra del consejo del Liverpool y casi sin tiempo para recuperarse, se sacrificó y trabajó muy duro para llegar a Sudáfrica. Llegaba muy justo físicamente y el plan marcado es que no entrase en el once hasta los octavos de final. Pero la derrota ante Suiza precipitó su regreso a la titularidad y jugó de principio ante Honduras y Chile.

Vicente del Bosque prefirió alinear un Torres que no estaba al cien por cien porque consideraba que sus movimientos y su presencia hacían más fuerte a la Selección y facilitaban los goles de Villa, como así fue ante Honduras y Chile. En esos partidos El Niño no lució, pero hizo un trabajo oscuro en la presión y los desmarques que pretendía de él el cuerpo técnico.

Torres reconocía en esa entrevista que no había estado brillante en esos dos partidos, pero anuncia que mejoraría. "Sé que no estoy al nivel que se espera de mí, pero en cada partido me siento mejor y voy a ir a más". El entonces delantero del Liverpool sentía el apoyo del seleccionador: "Del Bosque me lleva a sentirme importante. Me sacrifiqué para llegar, pero eso es lo normal". Y se mostraba contento porque David Villa había logrado ser el máximo goleador de España en los Mundiales, a la vez que aseguró que no tenía ansiedad por marcar: "La tenía con 17 años, pero ahora ya no. Me da igual marcar, lo que busco es la victoria colectiva. Mientras España gane no me preocupa si marco o no".

El delantero madrileño, que reconoció llegar muy motivado a los partidos de eliminatoria, habló del partido de octavos ante Portugal haciendo este análisis detallado: "Es un equipo que defiende muy bien. Pepe es una garantía como Carvalho, que es impresionante, y Bruno Alves, y dos laterales que te dan mucha salida, Miguel o Ferreira o Costa, y Coentrao por la izquierda. Y jugar con tres pivotes por delante, con Mendes, Meireles y Tiago o Deco le convierten en un equipo con muchísima consistencia. Deja el fútbol ofensivo a lo que haga Ronaldo o Simao y la referencia de Hugo Almeida arriba. Sabe a lo que juega y no duda. Portugal no es solo Cristiano".

Aquella entrevista y foto especial de Fernando Torres iba a ir a todo trapo en la portada de AS del día siguiente, pero al final fue grande 'Villarato sin fronteras'.